Sopa de cebolla

Según cuenta la historia la sopa de cebolla pasó de ser la sopa que tomaban los trabajadores del mercado a ser también un tentempié para noctámbulos. Antiguamente en las calles parisinas se servía con una rebanada de pan en el fondo del tazón y queso gruyere o enmental rallado. También existe otra versión gratinada.

Esta receta me recuerda al caldo con pelotas que se hace en navidad en Cartagena. Aquí os dejo la receta.

Sigue leyendo