Receta de Salsa al estragón

Receta de Salsa al estragón

Salsa de estragón deutsch

Este año por primera vez he tenido éxito cultivando estragón francés particularmente en nuestro pequeño jardín en nuestra casa de la playa. No sé por qué pero este año ha florecido. Así que en los últimos tiempos he utilizado mucho el estragón. Anoche preparé esta salsa y la serví con una cuchara sobre hapuku frito, pero cualquier pescado blanco es estupendo, así como el salmón. También queda muy bien con pollo (entonces uso caldo de pollo en vez de caldo de pescado). Lo mejor de todo es que apenas lleva ingredientes y es rápido. Si no tienes fácil acceso al estragón fresco, acércate al mercado. Si compras fruta y verdura en Jason, puedes servirte de las hierbas disponibles junto a los cajeros. El estragón suele estar allí.

Cocina a fuego lento durante unos minutos hasta que la salsa empiece a reducirse. Retira los tallos de estragón y añade aproximadamente la mitad del estragón picado y todo el perejil. Mézclalo todo con una batidora de varillas hasta que quede suave.

¿Con qué combina bien el estragón?

El estragón es la hierba de la primavera. El estragón tiene un sabor sutil pero pronunciado, que combina bien con alimentos que asociamos con la primavera: salmón, pollo, ternera, conejo, huevos y verduras pequeñas como alcachofas, habas, espárragos y zanahorias.

¿A qué sabe la salsa de estragón?

El sabor principal del estragón es un ligero regusto a regaliz, nada abrumador. Y puede estar seguro de que el sabor a regaliz es tan suave que incluso yo, que odio el regaliz, no me canso de esta hierba. Cuando está fresca, también tiene notas cítricas y un delicado sabor picante.

  Receta de Salsa romesco con Thermomix

¿Es el estragón seco tan bueno como el fresco?

Aunque el estragón seco puede servir como sustituto, debe saber que el sabor del estragón fresco difiere mucho del seco. Dado que el estragón seco es más potente (de sabor fuerte), utilícelo con moderación cuando lo sustituya por estragón fresco.

Estragón deutsch

Entre ciertos chefs, el estragón es conocido como “el Cadillac de las hierbas”. No porque sea más caro que sus coetáneos tiernos y frondosos, sino porque el sabor del estragón aporta cierta sofisticación a cualquier plato al que se incorpore. En resumen, esta hierba tiene clase. Y si no está familiarizado con ella, ya es hora de que introduzca esta elegante aromática en su cocina.

El estragón (nombre científico: Artemisia dracunculus), es un miembro perenne de la familia del girasol que crece silvestre en toda Eurasia y Norteamérica. También se cultiva en otros lugares y se considera una de las piedras angulares de la cocina francesa. En la cocina se utilizan las hojas (y los tallos muy tiernos). Hay muchas variedades de estragón, pero la francesa es la más utilizada en la cocina. Es una de las hierbas que anuncian el regreso de la primavera, junto con el cebollino y el perejil.

  Receta de salsa blanca exquisita

El sabor principal del estragón es un ligero regusto a regaliz, nada abrumador. Y puede estar seguro de que el sabor a regaliz es tan suave que incluso yo, que odio el regaliz, no me canso de esta hierba. Cuando está fresca, también tiene notas cítricas y un delicado sabor picante. También tiene algo del sabor a hierba que suele asociarse a las hierbas verdes suaves.

Recetas con estragón

Una salsa cremosa de estragón con hierbas es rápida y fácil de hacer y sabe deliciosa servida con carne y marisco, especialmente pollo. Se hace un roux sencillo con harina y mantequilla antes de añadir la leche, la nata agria y las hierbas para formar una salsa espesa. Sírvala caliente sobre su plato principal favorito.

Esta salsa utiliza hierbas secas, por lo que es fácil de preparar en cualquier momento. El estragón es una hierba francesa de primavera y verano con sabor a anís. Las hojas añaden un elemento sofisticado a la salsa y combinan perfectamente con la nata agria.

Llena de sabroso estragón, perifollo y albahaca con el toque de la nata agria, esta salsa es perfecta para pollo, gambas o ternera. También puede servirse sobre verduras asadas o salteadas, como patatas y espárragos.

Crema de estragón deutsch

No hay nada como la clásica salsa bearnesa para realzar tus platos. Tanto si has preparado un trozo de pescado, de ave o de carne, ¡te garantizo que la salsa bearnesa hará que sepa 10 veces mejor!

El estragón se cuece primero con chalota picada, vinagre de vino blanco y vino blanco seco. Esta mezcla se cuece en un cazo hasta que se reduce a sólo una cucharada de líquido. A continuación, se añade la reducción a la salsa.

  Receta de Salsa francesa para ensaladas

Aunque la salsa bearnesa se compone de ingredientes sencillos, es sin duda una salsa difícil de dominar. Si se cuecen los huevos a fuego demasiado fuerte, se revolverán. Si los huevos no se calientan lo suficiente, habrá que batirlos todo el día para que espesen.

Tradicionalmente, si ves a un chef haciendo salsa bearnesa, verás que mueve la cacerola del fuego constantemente. El objetivo es controlar constantemente la temperatura de las yemas de huevo para que no se revuelvan.

Porque cuando consigas una salsa bearnesa perfecta, querrás usarla para todo. En particular, me encanta servir la salsa bearnesa con un filete clásico, roast beef, cordero y carne cocinada a fuego lento, como las costillitas de la foto.