Receta de Lechazo asado

Receta de Lechazo asado

Platos tradicionales españoles de cordero

El Cordero Asado a la Española es muy popular en la cocina española. En muchos casos la tradición de asar cordero proviene históricamente de la gastronomía de Al-Ándalus. Hoy en día se considera una comida festiva.

Precalentar el horno a 375°. Enjuagar el cordero bajo el grifo, teniendo especial cuidado con la cabeza. Secar con palmaditas. Quitar el exceso de grasa, dejando una capa muy fina para proteger la carne durante la cocción. Untar ligeramente el cordero con 2 cucharadas de aceite.

Con un cuchillo de pelar, hacer pequeñas incisiones por todo el cordero. Cortar la mitad del ajo en láminas gruesas e introducirlas en las incisiones junto con la mitad del romero. Sazonar el cordero por todas partes con sal. Espolvorear un poco de ajo, romero, sal y pimienta sobre la cabeza, cubrir el cerebro con papel de aluminio y reservar.

Colocar el cordero, con el hueso hacia abajo, en una fuente de horno grande, dejando espacio suficiente para las patatas y la cabeza, que se añadirán más tarde. Aplastar ligeramente el ajo restante, esparcir sobre el cordero y asar durante 45 minutos.

Colocar la cabeza, con el corte hacia arriba, en la bandeja. Corte las patatas en cuartos, mézclelas con el romero restante y el aceite, y espárzalas alrededor del cordero, removiendo para cubrirlas con el jugo de la sartén. Verter el vino sobre el cordero y seguir asando, rociando con los jugos de la sartén, hasta que la carne esté firme (tradicionalmente se sirve muy hecha), unos 45 minutos más.

¿Cómo debe cocinarse el cordero asado?

Para una pieza de carne magra, cocine a 450 grados F (230 grados C) durante los primeros 15 minutos, luego baje la temperatura a 350 grados F (175 grados C) para continuar asando – la carne tardará unos 25 minutos por libra para llegar a término medio.

  Receta de lomo en salsa de setas y jerez

¿Cuál es el tiempo de cocción del cordero asado?

Meter en el horno precalentado a 180 grados Celsius. Asar de 25 a 30 minutos por 500 gramos para término medio o hasta que el cordero esté cocido a su gusto. Para comprobarlo, presione la carne con unas pinzas. El cordero estará blando cuando esté poco hecho y notará una ligera resistencia cuando esté en su punto.

Receta de cordero lechal

Las temperaturas del horno son para horno convencional; si utiliza ventilador forzado (convección), reduzca la temperatura 20˚C. | Utilizamos cucharadas y tazas australianas: 1 cucharadita equivale a 5 ml; 1 cucharada equivale a 20 ml; 1 taza equivale a 250 ml. | Todas las hierbas son frescas (a menos que se especifique lo contrario) y las tazas están ligeramente envasadas. | Todas las verduras son de tamaño medio y están peladas, salvo que se especifique lo contrario. | Todos los huevos son de 55-60 g, a menos que se especifique.

Mezclar la sal y el pimentón con suficiente aceite para formar una pasta espesa. Frotar la pasta por todos los trozos de cordero, cubriéndolos bien. Colocar las patas delanteras y la silla de montar en una rejilla de alambre sobre una bandeja grande, y las patas traseras en una segunda rejilla sobre una bandeja grande.

Asar el cordero en el horno durante 15 minutos o hasta que se forme una costra dorada. Bajar la temperatura a 165°C para el horno con ventilador, o a 185°C para el horno sin ventilador, y cocer otros 10-15 minutos. Para comprobar si las patas delanteras y la silla están cocidas, introduzca una brocheta en la parte más gruesa de la carne y retírela para ver si los jugos son transparentes. En caso afirmativo, sacar las patas delanteras y el jarrete del horno. Si no es así, dejar en el horno con las patas traseras y cocer otros 10-15 minutos, después comprobar de nuevo toda la carne. Cuando toda la carne esté hecha, se saca del horno y se deja reposar unos 30 minutos.

  Receta de Libritos de lomo rellenos

Receta de cordero asado

Simplemente asado con un poco de ajo y romero, el jugoso y dulce sabor del cordero es una maravillosa comida de domingo. Pero el cordero es versátil y puede soportar sabores fuertes y adobos. Algunos cortes de cordero se cocinan mejor a fuego lento y otros se asan de la forma más tradicional. Siga nuestra guía de consejos y técnicas sencillas para sacar el máximo partido a su cordero.

Si quiere un cordero asado sencillo y magro, crujiente por fuera y rosado y jugoso por dentro, elija una pierna de cordero. Puede comprarla entera, con hueso, parcialmente deshuesada o deshuesada. Una pierna entera es un centro de mesa impresionante y conserva el sabor de los huesos; una pierna deshuesada es más fácil de trinchar. Para algo intermedio, puede elegir una pierna parcialmente deshuesada. Una pierna de cordero con el hueso abierto es una pierna a la que se le ha quitado el hueso y la carne se ha abierto en forma de “mariposa”. Este corte se utiliza a menudo para asar a la parrilla, pero también es un buen asado debido a la forma plana de la carne y a su rápida cocción.

La paletilla de cordero es un trozo de carne con más grasa que se asa lentamente a baja temperatura. Está llena de sabor y el asado lento produce un resultado realmente tierno. La paletilla también está disponible deshuesada o parcialmente deshuesada. La paletilla de cordero deshuesada suele enrollarse y atarse. Una paletilla de 2,25 kg sirve para 6-8 personas y, si cocina para menos gente, media paletilla es una buena opción.

Receta castellana de cordero

BIENVENIDO A MI BLOG. DESPUÉS DE HABER VIVIDO EN ESPAÑA DURANTE MÁS DE VEINTE AÑOS, HE CONSEGUIDO SUMERGIRME EN LA CULTURA LOCAL Y SENTIRME TOTALMENTE INTEGRADA. ESCRIBIRÉ SOBRE MI PASIÓN POR LA COMIDA Y LA BEBIDA ESPAÑOLAS, ASÍ COMO SOBRE SU CULTURA, SU GENTE Y SUS LUGARES DE ESPECIAL INTERÉS. SIÉNTASE LIBRE DE DEJAR UN COMENTARIO.

  Receta de Bolitas de carne

Cuando llegué por primera vez a España, no pasó mucho tiempo antes de que unos buenos amigos míos insistieran en llevarme a un restaurante a las afueras de Madrid para disfrutar de un clásico regional; Lechazo de Churra asado en horno de barro con leña. Tengo que admitir que aquella comida me impresionó y se ha convertido en uno de mis platos favoritos, el crujiente de la piel y la carne tierna y jugosa eran de otro mundo. Es un plato tan sencillo que uno se pregunta cómo puede tener tanto sabor. Acostumbrado al típico cordero asado con salsa de menta en el Reino Unido, éste fue un enfoque completamente diferente y una experiencia inolvidable. Los que lo hayan probado saben de lo que hablo. Este plato nacional, originario de la región de Castilla y León, se ha convertido en un clásico, especialmente en Navidad en España. Muchos hogares de todo el país celebrarán estas fiestas con un cordero en la mesa del comedor en lugar de un pavo.