Receta de Torta de aceite de oliva

Receta de Torta de aceite de oliva

Tarta de limón Bon appétit

Coloque una rejilla en el centro del horno y precaliéntelo a 350°F. Unte con mantequilla o spray antiadherente un molde cuadrado de 8 pulgadas. Forre el molde con una tira de papel pergamino que cuelgue sobre dos de los bordes.

En un bol grande, bata el azúcar moreno y los huevos hasta que estén pálidos y espumosos, aproximadamente 1 minuto. Añada el puré de calabaza, el aceite de oliva, la canela, el cardamomo, la pimienta de Jamaica, la pimienta y la sal kosher. Batir hasta obtener una mezcla homogénea y emulsionada.

Vierta la masa en el molde preparado, golpee suavemente el molde sobre la encimera para liberar las burbujas de aire y alise la parte superior de la masa con una espátula. Si no va a glasear el pastel, espolvoree las pepitas por encima.

Prepare el glaseado: Mezcle el azúcar glas, el aceite de oliva, el sirope de arce, 1 cucharada de agua caliente y una pizca de sal kosher en un bol mediano. Bata hasta que quede suave, añadiendo más agua si es necesario para hacer un glaseado espeso pero vertible.

Vierta el glaseado sobre el pastel enfriado y espolvoree con las pepitas y la sal en escamas, si lo desea. Deje que el glaseado se asiente durante unos 20 minutos antes de cortar el pastel. (Guarde el pastel, bien envuelto, a temperatura ambiente durante un máximo de tres días). Sugerencias:Puede utilizar otros moldes: un molde para pan de 9x5x3, un molde redondo de 9″.Puede duplicar la receta y hacer una tarta en un molde de 9×13.Añada una bola de helado o nata montada cuando lo sirva.

  Receta de Cachitos venezolanos

¿Es el bizcocho de aceite de oliva más sano que el bizcocho normal?

Aunque no tienen muchas menos calorías que los pasteles normales, los de aceite de oliva son más sanos. Además, el uso de aceite de oliva en las tartas aporta un toque de riqueza sin un sabor exagerado, lo que permite disfrutar de ellas a las personas que siguen una dieta sin o con restricción de lácteos.

¿Por qué están tan buenas las tortas de aceite de oliva?

El aceite de oliva de alta calidad garantiza un pastel rico, sabroso y húmedo. La textura espesa del suero de leche aporta estructura a la masa para un pastel ácido y ligero. El sutil aroma de la ralladura de limón y el agua de azahar añade dimensión al pastel y realza el carácter del aceite de oliva.

Pastel de yogur

Pasteles de aceite de oliva de la huerta Este es el pastel perfecto que resulta maravilloso para comer con una taza de té verde de hojas sueltas. Me encanta que no sea demasiado dulce y que esté perfumado sólo con un toque de miel orgánica cruda. Añada puré de manzana en lugar de yogur para hacer estos pasteles sin lácteos.

Pasteles de aceite de oliva y maracuyá de Matt Preston “No he podido evitarlo: he añadido Passiona para darle un toque australiano al postre de aceite de oliva y maracuyá del chef estadounidense Daniel Patterson”, dice Matt Preston.

Esta tarta de aceite de oliva y llovizna de limón es perfecta para el té de la mañana Esta tarta ligera y jugosa está lista con sólo pulsar un botón, el del robot de cocina. Que el tiempo no vuelva a ser una excusa para no tomar postre.

Tarta de aceite de oliva, albahaca y limón con fresas en almíbar Katie Quinn Davies dice: “La albahaca combina increíblemente bien con el limón y, sorprendentemente, con las fresas. La combinación de los tres me canta a verano”.

  Receta de Muffins de pasas

Un pastel de ciruelas, limón y aceite de oliva sin gluten ni lácteos que gustará a todo el mundo Las ciruelas de diferentes colores, en tonos amarillos y granates intensos, son especialmente bonitas. Emma Galloway, conocida por su blog de recetas My Darling Lemon Thyme, saca el máximo partido a la fruta de finales de verano con estas delicias.

Pastel de aceite de oliva Preppy Kitchen

Vamos a hacer un bizcocho con aceite de oliva en lugar de mantequilla que puede sonar un poco raro pero que funciona muy, muy bien. Requiere muy poco esfuerzo y casi nada de técnica. Sírvelo con bayas frescas y/o un puré o salsa de bayas frescas.

Si no te atreves a probarlo porque el aceite de oliva no te suena a algo con lo que hacer pasteles, puedo prometerte que funciona increíblemente bien. El sutil amargor y las notas vegetales del aceite de oliva combinan de maravilla con la ralladura de naranja, y cuando se equilibra con el dulzor de la tarta no hay absolutamente nada que desentone. Por supuesto, si lo desea, este método podría hacerse con mantequilla derretida en su lugar, pero en ese caso, debemos insistir en que cambie el nombre.

En cuanto a disfrutar al máximo de la tarta de aceite de oliva, no hay nada como servirla con fruta fresca, entera o en salsa, y a mí me encantó con las moras. De hecho, estaba pensando en hacer una versión que incluyera la fruta en la propia masa del bizcocho, pero ese experimento tendrá que esperar hasta la próxima temporada de moras. Mientras tanto, espero que prueben pronto esta tarta sencilla y casi infalible. Que aproveche.

Torta de chocolate aceite de oliva

Si ha cenado en un restaurante italoamericano de moda en los últimos 20 años, probablemente habrá visto más de un pastel de aceite de oliva. Estas tartas rústicas se cortan invariablemente en una sola capa y se sirven en gajos gordos, con un chorrito extra de aceite de oliva y alguna fruta de temporada o compota al lado.

  Receta de Torta de Mousse de Dulce de Leche

Las tartas de aceite de oliva son tan ridículamente rápidas e infalibles que son un postre básico para los restaurantes que no cuentan con un chef pastelero (aunque, cuando un chef pastelero pone una tarta de aceite de oliva en el menú, puede estar seguro de que es una maravilla).

Este estilo de tarta es preferido tanto por aficionados como por profesionales porque su éxito sólo refleja la calidad de sus ingredientes. Mientras no se escatime en ese aspecto, siempre será un ganador indiscutible: tierno, increíblemente húmedo, fragante y el lienzo perfecto para la fruta fresca en su punto.

También por eso los resultados en casa pueden ser desiguales. Muchos pasteleros aficionados optan por no utilizar un aceite de oliva realmente espectacular, asumiendo que el tiempo en el horno aplanará sus matices y que cualquier marca de supermercado debería estar bien. Pero no es así.