Receta de Cabrito Asado

Receta de Cabrito Asado

Cocinar cabrito en la tierra

El cabrito al pastor es una carne digna de reyes y reinas. Para mí, no hay mejor plato que un cabrito al pastor bien preparado. Me desvío cientos de kilómetros de mi camino para probar un restaurante de cabrito al pastor recién descubierto.

Algunos jurarán que el “mejor” cabrito es el de Monterrey, pero es que no conocen todo el país. El cabrito más conocido se vende en Monterrey, Nuevo León, pero muchos estados tienen mejores cabritos. Es algo personal. No le falto el respeto al cabrito de un restaurante, sólo tengo mis favoritos. Donde quiera que lo encuentres, el cabrito es una delicia. Saltillo, Coahuila, siempre parece tenerlo, al igual que Monterrey, pero en otras partes del país, el suministro es irregular.

He preguntado a varios restauranteros y los que tienen cabrito parecen sorprendidos de que alguien más no lo tenga. Los que no tienen chivo para conseguir juran que “no es temporada”. Es uno de esos pequeños misterios que hacen que México sea tan especial. Muchas veces no hay una explicación lógica para las cosas. Sin embargo, te darán dos, tres o una docena de explicaciones diferentes, cada una con su parte de verdad. No intentes razonar las cosas. Sólo conseguirás que te duela la cabeza.

¿Con qué tipo de carne se hace el cabrito?

Todo cabrito es cabrito, pero no todo cabrito es cabrito. El cabrito es la ternera del mundo caprino. La cabra se alimenta de leche y se sacrifica joven, normalmente con un mes.

¿Cuál es un uso popular del cabrito?

La mayoría cree que su creación se atribuye a Monterrey. El cabrito se asa tradicionalmente, pero también se puede guisar o incluso asar a la parrilla. La carne oscura y jugosa se puede mojar en salsa, comer sola o doblada en una tortilla.

  Receta de Longaniza rellena

¿Cómo cocinar cabrito en un ahumador?

Precalentar el ahumador o la parrilla de gas a fuego bajo y lento (230-250°). Añada la madera de cerezo y coloque la pierna en el ahumador en la zona de calor indirecto durante ~1½ horas hasta que la superficie de la carne empiece a sudar ~120° de temperatura interna de la carne. Bajo y lento… Eleve la temperatura del horno a 250° para una cocción nocturna de ~10-12 horas.

Recetas de cabrito a la barbacoa

Las cabras siempre han formado parte del terreno escarpado y árido de la frontera entre EE.UU. y México, donde el desierto de Chihuahua se solapa con el mezquital de Tamaulipas. Las cabras prosperan en este duro clima, y el cabrito al pastor es un plato local muy popular. Incluso se celebra un concurso anual de cabrito en la ciudad de Marathon, cerca del Parque Nacional de Big Bend.

Tradicionalmente, cabrito se refiere a una cabra alimentada con leche de menos de 45 días; los cabritos un poco mayores y que han comido hierba son tripones, a menudo más fáciles de encontrar en Estados Unidos. Cuando compre cabrito (o tripón), pregunte si la cabra ha sido criada para leche o para carne (las criadas para carne suelen ser más gordas). Es importante encontrar un proveedor bien informado.

Hay cortes específicos a la hora de racionar un cabrito, y cada uno tiene su favorito. Si cocina el cabrito en el horno, córtelo en porciones antes de cocinarlo. Si lo cocina al fuego, córtelo después. Considere esta una oportunidad para repasar su español:

Precalienta el horno a 400 F. Forra una bandeja para hornear con papel de aluminio. Corte el cabrito en secciones y colóquelas en la bandeja, luego cubra con otra hoja de papel de aluminio. Cocine durante 1 ½ horas, luego retire la capa superior de papel de aluminio. Cocine el cabrito de 20 a 30 minutos más sin tapar, para que la piel quede crujiente. Sírvelo caliente con salsa.

  Receta de Solomillo de cerdo en salsa con Thermomix

Cabrito en venta

El cabrito al pastor es carne de pastor digna de reyes y reinas. Para mí, no hay mejor plato que un cabrito al pastor bien preparado. Me desviaré cientos de kilómetros de mi camino para probar un restaurante de cabrito al pastor recién descubierto.

Algunos jurarán que el “mejor” cabrito es el de Monterrey, pero es que no conocen todo el país. El cabrito más conocido se vende en Monterrey, Nuevo León, pero muchos estados tienen mejores cabritos. Es algo personal. No le falto el respeto al cabrito de un restaurante, sólo tengo mis favoritos. Donde quiera que lo encuentres, el cabrito es una delicia. Saltillo, Coahuila, siempre parece tenerlo, al igual que Monterrey, pero en otras partes del país, el suministro es irregular.

He preguntado a varios restauranteros y los que tienen cabrito parecen sorprendidos de que alguien más no lo tenga. Los que no tienen chivo para conseguir juran que “no es temporada”. Es uno de esos pequeños misterios que hacen que México sea tan especial. Muchas veces no hay una explicación lógica para las cosas. Sin embargo, te darán dos, tres o una docena de explicaciones diferentes, cada una con su parte de verdad. No intentes razonar las cosas. Sólo conseguirás que te duela la cabeza.

Cabrito marinado

El cabrito, que ofrece proteínas de alta calidad y tiene un bajo contenido en grasas saturadas, está cobrando cada vez más importancia en Norteamérica, Australia y Europa, donde la carne de vacuno es muy apreciada, ya que el creciente interés por la comida étnica, junto con la preocupación por el colesterol, hacen ganar adeptos a esta alternativa un poco más dura pero con buen sabor.

  Receta de Costillas de cerdo guisadas con espinacas

Si le interesa preparar cabrito, aquí tiene mi versión de un plato encantador que encontré en muchos lugares del centro de México. Esta receta es una introducción fácil a la preparación del cabrito, ya que no requiere equipo especializado. El sabor del cabrito está a medio camino entre el cordero y la ternera, y se adapta perfectamente a la salsa grande y sabrosa de este plato.

Espolvoree la carne con sal y pimienta. Ponga los trozos en una asadera grande y tápela (el papel de aluminio sirve si no tiene una asadera con tapa). Hornee la carne durante dos horas, dándole la vuelta y recolocando los trozos después de una hora. Mientras se cuece la carne, prepare la salsa.

Por último, vierta la salsa sobre la carne de cabra y continúe horneando, sin tapar, rociando de vez en cuando, durante otros 20 o 30 minutos. Retire del horno y deje reposar de 10 a 15 minutos, luego trinche y sirva. Para 10-12 personas.