Receta de Rape a la americana

Receta de Rape a la americana

Estofado de rape rick stein

Este plato suele servirse con arroz, pero a mí me gusta servir mi versión con puré de patatas Buttermilk-Nori, para variar, y para que todo siga siendo local. (A los bretones les gustan las patatas tanto como a los irlandeses).

El rape es un pescado muy resistente, por lo que aguanta bien una cocción más larga. (También es muy sabroso, ya que se alimenta del fondo y se alimenta de marisco). Pero si decide hacerlo con otro tipo de pescado, siga las instrucciones incluidas al final de la receta para modificarla.

Atención también: el filete de rape (que procede de la cola del pescado) tiene una fina membrana gris encima que hay que quitar antes de cocinarlo. En las marisquerías de las islas venden el rape con la membrana ya retirada, pero nunca está de más consultar con el vendedor para asegurarse.

1. Caliente 3 cucharadas de aceite de oliva en una olla holandesa mediana a fuego medio-alto. Saltee los trozos de filete de rape en el aceite de 3 a 5 minutos, o hasta que estén ligeramente dorados. Añadir el coñac, si se utiliza, y flambear el plato apagando el fuego y encendiendo el coñac con una cerilla o cocer el pescado a fuego lento hasta que todo el coñac (y cualquier resto de humedad que haya soltado el pescado) se haya evaporado. Pasar los trozos de pescado a un plato con una espumadera y reservar.

¿Cómo debe cocinarse el rape?

Los filetes de rape se pueden freír o asar para darles color. Un filete de rape de tamaño medio (unos 100 g) tarda entre 5 y 6 minutos. El rape es ideal para asar a la parrilla o a la barbacoa porque su carne robusta no se deshace fácilmente. Se puede cortar en dados y ensartar en brochetas para hacer brochetas.

  Receta de Pastel de atún y surimi

¿Qué tiene de especial el rape?

El rape es conocido por su carne blanca, prieta y carnosa, que a menudo se compara con la del bogavante. No sólo se parece al bogavante en la textura, sino también en el sabor. Tiene un sabor suave y dulce, sin rastro de pesadez. Este versátil pescado puede prepararse con casi cualquier método de cocción.

Guiso español de rape

Con una carne dulce y carnosa parecida a la del bogavante, al rape se le conoce cariñosamente como “el bogavante de los pobres”. Pero este plato no tiene nada de “pobre”. Si es la primera vez que cocina rape, ésta es una buena receta porque es fácil y demuestra lo bueno que es. Por algo el rape es uno de los platos favoritos de los restaurantes de alta cocina.

El rape, también conocido como Stargazer en Australia, se conoce cariñosamente como “la langosta del pobre” porque su carne se parece a la de la langosta, pero mucho más económica. La carne cocida del rape tiene una textura igualmente carnosa y suculenta, con un sabor dulce y limpio que no tiene nada de pescado. Los filetes de rape también son gruesos y corpulentos, como las colas de langosta.

Teniendo esto en cuenta, esta receta de rape se basa en la forma en que me gusta preparar las colas de langosta: a la sartén con una salsa de mantequilla marrón y hierbas. Es una salsa sencilla pero clásica que funciona con cualquier marisco. La mantequilla marrón tiene un sabor más intenso a frutos secos que la mantequilla derretida, lo que la hace un poco más interesante.

  Receta de Truchas rellenas al horno

Guiso de patatas con rape

Jacques Pepin es probablemente el chef francés más conocido en Estados Unidos. A través de sus populares programas de cocina en la televisión pública y sus numerosos libros de cocina, lleva enseñándonos cocina francesa desde hace, aunque parezca mentira, seis décadas. Su último libro de cocina, Essential Pepin, contiene setecientas de sus recetas favoritas de su carrera en la cocina.

A menudo, cuando alguien escribe un gran libro del tipo “todas mis recetas favoritas”, incluye muchas recetas de libros anteriores. Tengo muchos libros de cocina de Jacques Pepin y, aunque me encanta Jacques, no estaba segura de querer otro. Sin embargo, hojear Pepin esencial bastó para convencerme de que éste es, con diferencia, el mejor que ha escrito y contiene un montón de recetas nuevas, además de algunas viejas favoritas actualizadas.

Corte el rape en doce trozos. Calentar el aceite en una cacerola grande hasta que esté caliente pero no humeante. Añada la cebolla, la zanahoria, el puerro y el apio y cocínelos a fuego medio-bajo durante 5 minutos. Añadir el tomate, la pasta de tomate, el ajo, las hierbas de Provenza, la sal, la cayena, las semillas de hinojo, el vino, el brandy y el agua, llevar a ebullición y cocer a fuego medio durante 5 minutos.

Estofado de rape e hinojo

Famosamente poco atractivo, el rape es perfecto para aquellos que no están seguros de si les gusta el pescado o no, y su textura firme hace que a menudo se compare con la carne tanto en sabor como en métodos de cocción. Tiene una espina central y ninguna espina pequeña de la que preocuparse, lo que facilita su preparación, cocción y servicio en casa. “Satisface el deseo universal de un pescado firme, carnoso y sin espinas. Su sabor no es pronunciado, aunque las pequeñas colas tienen un dulce frescor que, combinado con la textura, lo convierten en uno de mis pescados favoritos. Es especialmente adecuado para asar a la parrilla y también es estupendo en currys porque permanece intacto tras la cocción.” Rick

  Receta de Cazuela de Merluza en Leche de Coco con verduras

El rape es muy versátil y puede combinarse con sabores potentes de todo el mundo, así como con ingredientes británicos clásicos. La receta de rape al curry de Sri Lanka de Jack Stein, que aparece en su primer libro, El mundo en un plato, es un buen punto de partida: “En esta receta utilizo rape, que es más carnoso y menos susceptible a la cocción excesiva que muchos otros pescados. Me parece el compañero perfecto para un pescado al curry, ya que es bastante soso y soporta muy bien las especias”. Siga leyendo para descubrir diversas formas de cocinar rape en casa.