Receta de Albóndigas dulces de carne

Receta de Albóndigas dulces de carne

Albóndigas de cóctel

Siempre que pienso en organizar una fiesta, lo primero que me viene a la cabeza son las albóndigas de cóctel. Desaparecen en un instante, a pesar de que la receta hace 50 en total. Y ofrece esa irresistible combinación de sabores dulces y salados.

El plato de todo el mundo está siempre lleno de estos chicos malos en una fiesta, y no es difícil entender por qué. Son bolas del tamaño de un bocado de sabrosa ternera, cebolla y condimentos cubiertas de una salsa pegajosa, dulce y ácida.

Seguro que se convierten en la estrella de cualquier fiesta, así que me gusta hacer una tanda doble para las reuniones más grandes y dejar que el resto se reúna en torno a ellas. Todo lo que tienes que hacer es preparar las bebidas, las patatas fritas y la salsa casera.

Una de las mejores cosas de este aperitivo es que es muy fácil de hacer. Usted realmente no tiene un montón de pasos para completar aquí. Formar las albóndigas va a ser el elemento más complicado en su lista, para ser honesto.

Usted puede cocinar estos en la estufa, o hacerlos en la Crock-Pot. La diferencia en el resultado final es mínima, así que opta por lo que te resulte más fácil. La cocción lenta, ya sea en tu electrodoméstico favorito o en la estufa, crea una salsa deliciosa que tiene esa combinación perfecta de pegajoso, dulce y ácido.

¿Por qué saben diferentes las albóndigas suecas?

En lugar del queso parmesano y el ajo de las albóndigas italianas, las albóndigas suecas llevan pimienta de Jamaica y nuez moscada, y suelen acompañarse de una cremosa salsa blanca en lugar de una salsa de tomate.

  Receta de Chuleta de cerdo con salsa agridulce

¿Por qué están tan buenas las albóndigas suecas?

La carne de cerdo de las albóndigas aporta salinidad y humedad, mientras que la carne de vacuno es de donde procede ese sabor resistente y esa textura uniforme. A continuación, cebolla, agua, huevo, sal, pimienta, pimienta de Jamaica y fécula de patata; los dos últimos son los ingredientes “secretos”.

Albóndigas con salsa de chile Heinz crockpot

Cuando pensamos en albóndigas, la mayoría de las veces pensamos en albóndigas italianas, servidas en salsa de tomate ácida y acompañadas de espaguetis. Pero hay otra albóndiga muy popular que es igual de sabrosa pero con un sabor más suave, y es sorprendentemente fácil de hacer.

¿Qué hace diferentes a las albóndigas suecas? Para empezar, las albóndigas suecas tienden a ser más pequeñas que las italianas y se suelen hacer con porciones iguales de carne picada de cerdo y de ternera. En lugar del queso parmesano y el ajo de las albóndigas italianas, las albóndigas suecas llevan pimienta de Jamaica y nuez moscada, y suelen acompañarse de una cremosa salsa blanca en lugar de una salsa de tomate.

Aunque es una de las delicias culinarias más conocidas de Suecia, el origen de las albóndigas suecas se remonta a una receta que el rey Carlos XII de Suecia trajo consigo de Turquía a principios del siglo XVIII. Hoy en día, es un plato básico en las comidas cotidianas y en las tradiciones navideñas, no sólo en Suecia sino en todo el mundo.

La mejor receta de aperitivo de albóndigas

No es ningún secreto que soy un gran fan de todo lo agridulce. El pollo agridulce, el cerdo agridulce, la salsa agridulce y estas albóndigas agridulces son mis favoritos, ¡algo tiene la combinación de dulzor pegajoso y acidez que hace la boca agua!

  Receta de Chuleta de cerdo valluna

Ingredientes:

Para las albóndigas:

  • 500 g de carne molida (puede ser de res, cerdo, pollo o una mezcla)
  • 1/2 taza de pan rallado
  • 1 huevo
  • 1/4 de taza de cebolla finamente picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta
  • 1/2 cucharadita de comino

Para la salsa dulce:

  • 1 taza de ketchup
  • 1/2 taza de azúcar moreno
  • 1/4 de taza de vinagre de manzana
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharadita de mostaza Dijon

Instrucciones:

Preparar las albóndigas:

  1. En un tazón grande, combina la carne molida, el pan rallado, el huevo, la cebolla picada, el ajo picado, la sal, la pimienta y el comino. Mezcla todos los ingredientes hasta que estén bien combinados.
  2. Forma albóndigas del tamaño deseado con la mezcla de carne. Puedes usar una cucharita de helado para que las albóndigas tengan un tamaño uniforme.
  3. Calienta una sartén grande a fuego medio-alto y agrega un poco de aceite. Cocina las albóndigas hasta que estén doradas por todos lados y cocidas en el interior. Retira las albóndigas de la sartén y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Preparar la salsa dulce:

  1. En una cacerola, combina el ketchup, el azúcar moreno, el vinagre de manzana, la salsa de soja y la mostaza Dijon.
  2. Cocina la mezcla a fuego medio, revolviendo constantemente, hasta que la salsa comience a hervir y el azúcar se disuelva por completo. Reduce el fuego y deja cocinar a fuego lento durante unos minutos hasta que la salsa se espese ligeramente.
  Receta de Chuleticas de cordero con salsa de menta

Combinar las albóndigas con la salsa:

  1. Agrega las albóndigas cocidas a la cacerola con la salsa dulce y revuelve suavemente para que las albóndigas queden cubiertas con la salsa.
  2. Cocina las albóndigas en la salsa durante unos minutos más, permitiendo que absorban los sabores.
  3. Una vez que las albóndigas estén bien impregnadas de la salsa dulce, retira la cacerola del fuego.

Servir:

  1. Sirve las albóndigas dulces de carne como aperitivo o como plato principal, acompañadas de arroz, pasta, o incluso en un sándwich.
  2. Espolvorea un poco de cebollín picado por encima para dar un toque fresco y colorido.

Estas albóndigas dulces de carne son una combinación única de sabores que seguramente encantarán a tus invitados. Perfectas para ocasiones especiales o simplemente para disfrutar de un toque diferente en tu menú habitual. ¡Disfruta de este contraste agridulce en cada bocado!