Receta de Osobuco al horno

Receta de Osobuco al horno

Receta de ossobuco siciliano

¿Ha probado alguna vez el ossobuco? Este clásico italiano se compone de suculentos jarretes de ternera estofados y cubiertos con una gremolata, un animado acompañamiento de perejil, ralladura de limón y ajo. Nuestra receta de ossobuco tiene un ingrediente secreto: ¡panceta!

“Osso Buco” significa “agujero de hueso” porque este tuétano proporciona el rico sabor a la salsa. Una cuchara para el tuétano, una de esas cucharas largas y delgadas que se encuentran en los viejos juegos de cubiertos de plata de ley, sería muy útil para este plato, ya que el suculento tuétano del jarrete puede ser difícil de extraer (yo utilicé el extremo delgado de una cucharilla).

Los jarretes de ternera son la carne tradicional del ossobuco, y probablemente la que está acostumbrado a ver en los menús de los restaurantes. Pero la parte del jarrete de varios animales puede beneficiarse de esta misma preparación. Si no, no es ossobuco.

Este estofado está aún mejor al día siguiente, por lo que es un plato práctico para preparar con antelación cuando se tienen invitados. Cuando termine de cocinarse, déjelo enfriar completamente antes de refrigerarlo en un recipiente hermético.

¿Se puede cocinar demasiado el ossobucco?

¿Se puede cocinar demasiado el ossobuco? Aunque lo más habitual es que la carne quede poco hecha (y dura), es posible que el ossobuco de ternera se pase. Si se cocina demasiado tiempo, el líquido puede evaporarse y la carne secarse. Los jarretes de ternera estofados o cocinados al vacío suelen tener un tiempo de cocción más corto que los de ternera.

¿Cuál es el mejor corte de carne para el ossobuco?

El Osso Buco de Ternera utiliza jarretes cortados en cruz para un plato tradicional italiano coronado con perejil fresco, ajo y ralladura de naranja.

  Receta de Hamburguesas de carne molida

¿Cómo se sabe cuándo está hecho el ossobuco?

Bajar el fuego, tapar la olla y cocer a fuego lento durante 1 hora y media o hasta que la carne se desprenda del hueso. Comprobar cada 15 minutos, dando la vuelta a los jarretes y añadiendo más caldo de pollo si es necesario.

Receta de ossobuco jamie oliver

El ossobuco es un contundente plato italiano que se prepara estofando jarretes de ternera en un rico caldo con vino blanco y tomates; aderécelo con una sabrosa gremolata hecha con perejil fresco, ralladura de limón y ajo para disfrutar de una comida memorable.

Aunque no lo crea, puede preparar en casa un ossobuco digno de un restaurante, sólo necesita la receta adecuada. Ahí es donde entramos nosotros. Esta receta tradicional de ossobuco produce siempre unos jarretes de ternera sabrosos, tiernos y absolutamente apetitosos.

El ossobuco es un plato italiano de jarretes de ternera estofados, que se cortan transversalmente a partir del hueso de la pierna por debajo de la rodilla y el hombro. El jarrete es un corte de carne más duro, por lo que la cocción lenta en líquido es esencial para conseguir la textura que hace que el ossobuco se derrita en la boca.

Espolvoree ligeramente la ternera con harina y derrita la mantequilla en una sartén grande a fuego medio-alto. Sofría los jarretes de ternera hasta que estén dorados por ambos lados. Retirar la ternera de la sartén y reservar.

Cocer las cebollas y los dos dientes de ajo en la sartén hasta que las cebollas estén tiernas. Vuelva a poner la ternera en la sartén y añada las zanahorias y el vino. Cocine a fuego lento durante unos 10 minutos y, a continuación, añada el resto de ingredientes del ossobuco (tomates, caldo y condimentos). Tapar y cocer a fuego lento, rociando a menudo, hasta que la carne esté tierna.

Ossobucco al horno cocinado a fuego lento

Daniel se unió al equipo culinario de Serious Eats en 2014 y escribe recetas, reseñas de equipos y artículos sobre técnicas culinarias. Antes fue editor gastronómico de la revista Food & Wine y redactor de la sección de restaurantes y bares de Time Out New York.

  Receta de Lomo saltado peruano

Lo más increíble del ossobuco, el sustancioso plato milanés de jarretes de ternera estofados, es lo singular de su sabor teniendo en cuenta lo sencillo que es prepararlo. El estofado en sí contiene poco más que el clásico surtido de aromáticos, como cebolla, zanahoria y apio; los propios jarretes; y algo de vino, caldo y quizá un poco de tomate. Estos ingredientes por sí solos deberían producir un estofado bastante corriente, sabroso pero sin nada especial. Sin embargo, el sabor del ossobuco es inconfundible y soberbio, algo que no olvidará una vez que lo haya comido por primera vez.

La razón es doble. En primer lugar, el propio ossobuco. El nombre, que se traduce literalmente como “hueso atravesado”, se refiere a los huesos del tuétano que hay en medio de cada jarrete cortado transversalmente. Aportan un sabor tremendo, ya que el tuétano se cuece durante el estofado, bañando la carne e infundiéndose en la salsa. La segunda es la gremolata, el arma secreta del plato. La gremolata, una mezcla de ralladura de limón, perejil y ajo finamente picados, se incorpora al estofado casi al final y también se espolvorea por encima como guarnición, añadiendo un toque fresco, brillante y picante. Juntas, estas dos características elevan el ossobuco a algo extraordinario.

Receta de ossobuco mediterráneo

Calentar aceite vegetal en la misma sartén, espolvorear ligeramente la carne con harina y cocinar en la sartén hasta que se dore por todos los lados. Retire la carne de la sartén y colóquela sobre las verduras. Volver a poner la sartén al fuego y cocer el vino, el caldo y los tomates durante unos minutos. Verter sobre la carne y las verduras. Añadir las hojas de laurel y el tomillo, cubrir la fuente con papel de aluminio o una tapa y cocer en el horno durante 1 hora aproximadamente o hasta que la carne esté muy tierna, dándole la vuelta a mitad de cocción. Compruebe el nivel del líquido y añada más si es necesario.

  Receta de Magro de cerdo en salsa de tomate

Esta receta utiliza la función CircoTherm® de NEFF. Utilizamos cucharadas y tazas australianas: 1 cucharadita equivale a 5 ml; 1 cucharada equivale a 20 ml; 1 taza equivale a 250 ml. Todas las hierbas son frescas (a menos que se especifique lo contrario) y las tazas están ligeramente envasadas. Todas las verduras son de tamaño mediano y están peladas, salvo que se especifique lo contrario. Todos los huevos son de 55-60 g, a menos que se especifique.

Caroline Velik es reconocida como una de las principales estilistas de alimentos comerciales de Australia y ha trabajado con muchos de los chefs más importantes del país. Como escritora gastronómica, desarrolla, prueba y escribe recetas, y ha trabajado como editora de alimentos para una importante revista de estilo de vida y como colaboradora habitual de recetas populares y columnista para un periódico nacional. Le apasiona utilizar ingredientes frescos y de temporada para crear recetas deliciosas que se repetirán una y otra vez.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad