Receta de Tarta de mandarina y chocolate

Receta de Tarta de mandarina y chocolate

Tarta de chocolate con suero de leche

Es la semana previa al Año Nuevo chino. Lo más probable es que ya esté viendo los mercados rebosantes de mandarinas (o naranjas mandarinas) de colores brillantes. Estas frutas dulces y picantes son un elemento central de la cultura china, ya que simbolizan el “oro”, y a menudo se regalan o se ofrecen a los invitados durante las visitas que se producen en la época festiva.

La receta de hoy presenta esta fruta brillante y sabrosa de una forma poco convencional… ¡la hemos convertido en un pastel! Al igual que una tarta marmolada tradicional, el producto final es precioso. Pero a diferencia del bizcocho marmolado tradicional, esta receta sólo utiliza harina integral y no contiene mantequilla, azúcar refinado ni aromas artificiales.

Relleno de Chocolate:1⁄2 Taza de Leche de Soja1⁄2 Cucharadita de Vinagre de Sidra de Manzana1⁄2 Taza de Harina Integral21⁄2 Cucharadas de Cacao en Polvo1⁄4 Cucharadita de Bicarbonato de Sodio1⁄4 Cucharadita de Polvo de Hornear1/8 Cucharadita de Sal Rosa del Himalaya1⁄4 Taza de Azúcar de Coco2 Cucharadas de Aceite de Oliva Light1⁄2 Cucharadita de Extracto de Vainilla2 Gotas de Stevia Líquida de Chocolate (Opcional).

Relleno de naranja:1/2 taza + 2 cucharadas de harina integral1⁄4 cucharaditas de bicarbonato sódico1⁄4 cucharaditas de levadura en polvo1/8 cucharaditas de sal rosa del Himalaya2 cucharadas de azúcar de coco light (dorada)2 cucharadas de azúcar de estevia2 cucharadas de aceite de oliva light1⁄2 cucharaditas de extracto de vainilla2 cucharadas de zumo fresco de mandarina1⁄2 taza de puré de mandarinaRestos de 1 mandarina grande.

  Receta de Tembleque de coco

Tarta saludable de chocolate para merendar

Este pastel de crema agria de mandarina es cremoso, afrutado y delicioso, y es sencillamente un sueño invernal. El suave bizcocho y la crema fresca de nata agria y nata montada armonizan muy bien aquí y se complementan con los cítricos dulces y ácidos.

Este pastel de crema agria de mandarina es cremoso, afrutado y delicioso, y es simplemente un sueño invernal. El suave bizcocho y la crema fresca de nata agria y nata montada armonizan muy bien aquí y se complementan con los cítricos agridulces.

Receta fácil de tarta para la merienda

Las mandarinas tienen un dulzor único que las diferencia de otras naranjas. Se considera que son menos ácidas que otras naranjas, a pesar de que en general se considera que las naranjas son de las frutas menos ácidas de la familia de los cítricos. Ese dulzor las hace deliciosas para comer con la mano y eso significa que no hay muchas recetas que pidan específicamente mandarinas en lugar de otros tipos de naranjas. La mayoría de las recetas asumen que no vas a coger una mandarina, aunque casi todas las recetas con naranja deberían funcionar bien con zumo y ralladura de mandarina. Esta tarta de chocolate y mandarina lleva mandarinas, ya que su dulzor contrasta con el cacao agridulce que le da a la tarta su profundo sabor a chocolate.

El bizcocho se elabora con una cantidad muy generosa de cacao en polvo, pero su sabor agridulce se equilibra con azúcar blanco y moreno, así como con la adición de zumo y ralladura de mandarina. El dulzor natural de la mandarina parece combinarse a la perfección con los demás sabores del pan, mezclándose a la perfección con el chocolate en lugar de contrastar con él. El número de mandarinas que vas a necesitar variará en función del tamaño de la fruta, así que coge algunas de más cuando las compres en el mercado. Siempre puedes comerte las que sobren.

  Receta de Cuajada con Thermomix

Tarta de chocolate para picar — smitten kitchen

En la última semana he pasado más horas de lo habitual pensando, gracias a muchos viajes en tren y en coche: primero un día ajetreado aunque rico en descubrimientos en Turín para el Salone del Gusto, luego un fin de semana en Umbría con mis buenos amigos blogueros gastronómicos, cocinando y comiendo en una villa en el campo. El paisaje otoñal es otra buena ayuda. Quizá sean los colores cálidos que iluminan tus sueños, quizá sea la niebla que oculta a los ojos una parte de la realidad y descubre otros aspectos más secretos, a los que sólo se llega suspendiendo por un momento el ritmo frenético de la vida cotidiana.

Tenía muchos pensamientos: proyectos futuros, el objetivo del libro acercándose poco a poco -ahora estamos en el proceso de corrección de pruebas, quizá en todos los momentos el que más requiere nervios de acero-, mis amigos cercanos y lejanos y las próximas oportunidades que tendré de volver a verlos, ingredientes de temporada y posibles recetas para hacer.

  Receta de Tarta de chocolate blanco y cerezas

En este remolino de hojas amarillas y pensamientos, había una tarta que me venía a menudo a la cabeza. Quería una tarta de chocolate, una tarta que pudiera convertirse en la favorita de mi familia, porque si lo piensas bien no tenemos en casa una tarta de chocolate clásica. Nunca dices: vamos a hacer la tarta de chocolate, refiriéndote con ese artículo a la tarta que te despierta por la mañana con olor a almendras tostadas, la tarta que guardas cuidadosamente cerca del horno, pero que luego cortas a escondidas por la noche antes de irte a la cama, colándote en la silenciosa cocina, teniendo cuidado de que la puerta del horno no chirríe, revelando a toda la familia tus deshonrosas intenciones.