Receta de Pintxos de Morcilla sencillos

Receta de Pintxos de Morcilla sencillos

Super deliciosas albóndigas al vino tinto

La Morcilla de Burgos son morcillas que se elaboran tradicionalmente en la provincia de Burgos. Se trata de una de las muchas variedades de morcilla presentes en todo el mundo. La receta de este manjar es bastante sencilla y sólo utiliza unos humildes ingredientes.

Un dato interesante de esta receta es que en realidad no lleva carne, ya que la morcilla de Burgos se elabora picando y rehogando las cebollas con mantequilla, y combinándolas después con arroz, manteca de cerdo, sangre y especias. Con esta mezcla se rellenan las tripas de los embutidos antes de cocerlos.

Morcilla

Chichi Wang escribió varias columnas para Serious Eats, entre ellas The Butcher’s Cuts, además de otras historias. Nacida en Shanghai y criada en Nuevo México, Chichi se licenció en Filosofía, pero decidió que escribir sobre comida sería más divertido que escribir sobre Platón.

La última vez que hice morcilla, me quedé sola en mi cocina con una mano echando una mezcla cremosa de sangre en tripas apoyada en la otra, pensando: ¿por qué estoy echando sangre en intestinos a las dos de la mañana? La morcilla -con su textura de pudding de sangre y grasa, cremosa en el centro y crujiente cuando se dora en grasa- merece la pena si se puede conseguir sangre fresca.

  Receta de Hojaldre de jamón y queso

Si no le apetece ir a la caza de sangre, puede encontrar morcilla en cualquier carnicería o charcutería. Como cualquier embutido, existen variantes de morcilla en muchas culturas y cocinas. La mayoría se elabora con sangre de cerdo o ternera, algunas contienen un relleno de fécula, como arroz o fideos, y otras utilizan verduras como manzanas y cebollas para dar cuerpo a la morcilla.

Cómo hacer Arroz al Horno

La morcilla con arroz es un clásico español. Aporta un sabor rico y ahumado a guisos y sopas, pero a nosotros nos encanta cortada en rodajas y asada a la parrilla o frita hasta que esté crujiente y servida con pimientos y huevos.La versión en arroz de la morcilla es más ligera y se crispa bien en la parrilla. Nuestra morcilla marca Peregrino está elaborada en Estados Unidos por un español de nacimiento. Todos los condimentos son importados de España, incluido el aromático pimentón ahumado Pimentón de La Vera.Puede conservar la morcilla en el frigorífico hasta una semana, o en el congelador hasta 60 días. Cocer a una temperatura interna de al menos 160°F. Cada paquete contiene cuatro morcillas de 1 pulgada de grosor.

Tamaño de la ración: 56 g (2 oz). Porciones por envase unas 8. Calorías 130, Calorías procedentes de grasas 90. Grasas totales 4g (15%), Grasas saturadas 4g (19%), Grasas trans 0%, Colesterol 20mg (7%), Sodio 340mg (14%), Hidratos de carbono totales 6g (2%), Fibra alimentaria 0g (0%), Azúcares 0g, Proteínas 4g. Vitamina A 2%. Vitamina C 2%, Calcio 0%, Hierro 6%. *Los porcentajes de valores diarios se basan en una dieta de 2.000 calorías.

  Receta de Garnachas

Potaje de Garbanzos y Chorizo | Potaje de Garbanzos y

“Para mí, este plato encierra todos los sabores de Andalucía, especialmente la morcilla, una versión española de la morcilla aromatizada con cebolla y especias. El jamón que utilices depende de lo que te quieras gastar: yo he utilizado jamón español, que puede ser bastante caro, pero un producto local puede valer”. Shane Delia, El viaje de las especias morunas de Shane Delia

Las temperaturas del horno son para horno convencional; si se usa ventilador forzado (convección), reducir la temperatura 20˚C. | Utilizamos cucharadas y tazas australianas: 1 cucharadita equivale a 5 ml; 1 cucharada equivale a 20 ml; 1 taza equivale a 250 ml. | Todas las hierbas son frescas (a menos que se especifique lo contrario) y las tazas están ligeramente envasadas. | Todas las verduras son de tamaño medio y están peladas, salvo que se especifique lo contrario. | Todos los huevos son de 55-60 g, a menos que se especifique.

  Receta de Sándwich de pollo desmenuzado

Para estofar las orejas de cerdo, se echan las orejas en un cazo con agua hirviendo y se cuecen a fuego lento durante 2-3 minutos para eliminar la espuma y las impurezas. Escurrir las orejas y volver a ponerlas en una cazuela limpia. Añada la cebolla, la zanahoria, las hierbas y agua fría hasta cubrirlas. Llevar a ebullición a fuego fuerte, luego bajar el fuego y cocer a fuego lento durante 2½ horas o hasta que las mazorcas estén muy blandas. Escurrir, dejar enfriar y cortar en tiras de 5 mm de grosor.