Receta de Cobertura de chocolate sin nata (ganache)

Receta de Cobertura de chocolate sin nata (ganache)

Ganache de chocolate con leche en microondas

Si la fluidez del ganache es demasiado alta, lo más probable es que contenga demasiada nata. Por lo tanto, la textura se vuelve más líquida. Por eso, nuestros chefs recomiendan añadir chocolate troceado al ganache para espesarlo. Si se utilizan monedas de chocolate, no es necesario trocearlo. Cuanto más chocolate añada al ganache, más espeso quedará.

Otra forma de solucionar el problema es enfriar el ganache antes de utilizarlo. Es muy fácil de hacer, todo lo que tienes que hacer es envolver el ganache con papel film y guardarlo en la nevera, al menos durante una hora. Después, puedes volver a mezclar el ganache con una batidora para espesar la textura.

Cuando se prepara un ganache, la consistencia fina no es el único problema que puede surgir. Algunos problemas que pueden surgir son una textura arenosa o grasienta, un ganache partido o que el ganache no cuaje. Pero no te preocupes, tenemos algunos consejos para evitar estos problemas.

Una de las razones por las que el ganache se agarrota es porque se le ha incorporado agua. El agua es el enemigo número uno del chocolate, y una sola gota de agua puede hacer que los ingredientes de tu ganache se separen. Asegúrese de que la superficie de trabajo y el equipo estén secos, y tenga cuidado de no dejar entrar gotas de agua o vapor en el ganache.

¿Qué puedo utilizar en lugar de nata espesa para el ganache?

El ganache de chocolate puede hacerse con leche y mantequilla en lugar de nata espesa. Solo tiene que tener en cuenta que la consistencia será un poco diferente: cuando haga una receta de ganache de chocolate sin nata, será más suave a temperatura ambiente.

  Receta de Gelatina de frutas

¿Cómo se espesa el ganache sin nata?

Añadir más chocolate

Si la fluidez de su ganache es demasiado alta, lo más probable es que el ganache contenga demasiada nata. Por lo tanto, la textura se vuelve más líquida. Por eso, nuestros chefs recomiendan añadir chocolate troceado al ganache para espesarlo.

Ganache de chocolate con leche sin mantequilla

El ganache de chocolate es una mezcla de nata espesa y chocolate que se convierte en glaseado, cobertura, glaseado, relleno o salsa para postres. La textura resultante depende de la proporción de chocolate y líquido y de la temperatura del ganache. Esta receta de ganache de chocolate incluye detalles sobre cómo hacer ganache sin nata para utilizar con cualquier postre.

El ganache clásico se elabora con nata espesa. Sustituirla por un porcentaje de leche más bajo en grasa es ideal para quien desee menos calorías y menos grasas saturadas. Además, es la solución perfecta cuando no tienes nata espesa a mano.

Yo desde luego no lo noto y nadie me lo ha llamado nunca la atención mientras devoraba mis postres. De hecho, nadie lo detecta porque el ganache sigue siendo tan rico y decadente, incluso sin la nata espesa. ¡Increíble!

¿Puedo hacer ganache de chocolate con trocitos de chocolate? Sí. Las pepitas de chocolate pueden sustituir a las tabletas de chocolate y no es necesario picarlas. Las tabletas de chocolate se pueden seguir utilizando con esta receta. ¿Es necesario refrigerar el ganache? Cuando el ganache se elabora con leche o nata espesa, se recomienda refrigerarlo. Se pondrá firme, por lo que es importante dejar reposar el ganache a temperatura ambiente o recalentarlo antes de servir. ¿Puedo congelar el ganache de chocolate? Sí. Deje que el ganache se enfríe por completo y guárdelo en un recipiente apto para el congelador hasta 90 días, o más si está sellado al vacío. Descongélelo de un día para otro en el frigorífico o a temperatura ambiente durante unas horas.

  Receta de Gelatina de piña y nueces

Receta de ganache de chocolate con leche

En su forma más básica, una receta de ganache de chocolate consiste simplemente en partes iguales de chocolate y nata espesa. Pero se puede variar la cantidad de nata y añadir ingredientes adicionales al ganache básico para cambiar el sabor y la textura.

Cuando se vierte nata caliente sobre chocolate troceado, el agua de la nata se combina con el azúcar del chocolate para formar un sirope. En ese jarabe quedan suspendidas la grasa láctea de la nata junto con la manteca de cacao y los sólidos de cacao del chocolate.

Con menos nata hay menos agua para formar el jarabe que mantiene la grasa láctea y la manteca de cacao en suspensión. Por ello, la grasa puede separarse del ganache. Esto es lo que llamamos un “ganache roto”.

Para arreglar un ganache “roto”, primero hay que fundirlo lentamente sin sobrecalentarlo. Pruebe a utilizar incrementos de 15 segundos en el microondas. A continuación, calienta 1/4 de taza de nata hasta que esté hirviendo. Bate lentamente la nata caliente, de cucharadita en cucharadita, en el ganache hasta que vuelva a unirse. Puede que no necesites toda la nata.

Paso 4: Mezclar lentamente el chocolate y la nata. Tardará unos minutos en unirse. Si parte del chocolate no se derrite, retira 1/2 taza de ganache. Caliéntala en el microondas y vuelve a añadirla al bol del ganache para terminar de fundir el chocolate. Añadir el sirope de maíz (opcional). Dejar que el ganache se enfríe completamente a temperatura ambiente antes de utilizarlo.

Ganache de chocolate sin nata ni leche

Una de las cosas que más me gustan para decorar una tarta es hacer un acabado de ganache de chocolate. A lo largo de los años, mi habilidad para crear el aspecto de goteo ha crecido definitivamente, y recibo toneladas de preguntas sobre cuál es mi secreto. La verdad es que el ganache de chocolate me ha puesto a prueba en otras ocasiones (especialmente el ganache de chocolate blanco, que solía ser mi némesis absoluta). Después de averiguar la proporción perfecta entre el chocolate y la nata para montar y de aprender lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer en los pasteles de goteo, lo he convertido en una ciencia. Y ahora tú también lo harás.

  Receta de Crema inglesa de naranja

Esta receta de ganache de chocolate siempre ha sido mi favorita y sólo lleva dos ingredientes: chocolate y nata para montar. No hay por qué sentirse intimidado: basta con poner a hervir a fuego lento la nata para montar, verterla sobre el chocolate, batirlo todo hasta que quede uniforme y darle tiempo para que cuaje. El tipo de chocolate que utilices determinará la cantidad de nata para montar que deberás incorporar para conseguir la consistencia perfecta. Aunque el chocolate semidulce es el tipo más común que utilizo para los pasteles de goteo, he enumerado las proporciones que utilizo para todos los diferentes tipos de chocolate a continuación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad