Receta de Cerezas en aguardiente

Receta de Cerezas en aguardiente

¿Para qué se utilizan las cerezas en aguardiente?

Las cerezas en aguardiente son un producto culinario y de bebidas que implica sumergir cerezas frescas en aguardiente o licor, junto con azúcar y otros ingredientes. Esta práctica resulta en una bebida con sabor a cereza y un toque de alcohol, ya que las cerezas infunden su aroma y sabor en el líquido durante un período de maceración. Principalmente, se consumen como un digestivo o licor de postre debido a su sabor dulce y afrutado, que ayuda en la digestión y brinda una experiencia placentera después de las comidas.

Además de su papel como bebida, las cerezas en aguardiente también encuentran su lugar en el mundo de la coctelería, añadiendo sabor, aroma y un toque de dulzura a los cócteles. Estas cerezas infusionadas en aguardiente también son populares como decoración o guarnición en una variedad de platos y postres, aportando atractivo visual y sabor a las preparaciones culinarias. En ciertas culturas, las cerezas en aguardiente se consideran regalos apreciados en ocasiones especiales, gracias a su presentación atractiva y su sabor único. Además, en algunas regiones, estas cerezas tienen un significado cultural y se arraigan en festividades y tradiciones locales. En conjunto, las cerezas en aguardiente tienen múltiples usos que van desde lo culinario hasta lo cultural y lo social.

  Receta de Gelatina de colores

Receta de cerezas en aguardiente: ingredientes y preparación

Los ingredientes que utilizaremos en esta receta son:

  • Aproximadamente 1 kg de cerezas frescas, limpias y secas.
  • Aguardiente o licor de alta calidad, como brandy, ron o vodka.
  • Azúcar al gusto, generalmente alrededor de 200-300 g según la preferencia de dulzura.
  • Ingredientes opcionales para aromatizar, como vainilla en vaina o extracto, y/o canela en rama u otros aromatizantes según tu preferencia personal.

El modo de preparación es el siguiente:

Para preparar las cerezas en aguardiente, comienza lavando y secando cuidadosamente alrededor de 1 kg de cerezas frescas. Luego, utiliza un palillo o aguja para hacer pequeños agujeros en las cerezas, lo que facilitará que el aguardiente penetre en ellas durante la maceración. Después de esto, coloca las cerezas en un frasco de vidrio limpio y esterilizado.

  Receta de Mousse de canela

Luego, esparce azúcar al gusto sobre las cerezas en el frasco, ajustando la cantidad según prefieras. Si deseas dar un toque de sabor adicional, puedes agregar ingredientes aromatizantes opcionales como una vaina de vainilla o extracto, así como una rama de canela u otros aromatizantes de tu elección.

Ahora, vierte cuidadosamente aguardiente de alta calidad sobre las cerezas en el frasco, asegurándote de que todas estén completamente sumergidas en el líquido. Una vez hecho esto, cierra herméticamente el frasco con su tapa.

El siguiente paso es almacenar el frasco en un lugar fresco y oscuro durante al menos 4 semanas, aunque una maceración más prolongada de varios meses suele dar resultados más intensos en términos de sabor. Durante este tiempo, las cerezas infusionarán su sabor y aroma en el aguardiente, creando una mezcla deliciosa.

  Receta de Compota de frutas sin azúcar para bebés