Receta de Pastel de frutas con crema de leche

Receta de Pastel de frutas con crema de leche

Receta de tarta de frutas

Técnicamente, ésta es una tarta de frutas, pero dista mucho de la tarta de frutas tradicional. En lugar de fruta confitada, se utilizan frutos secos, como arándanos, cerezas, fresas y arándanos, para que cada bocado tenga un sabor nuevo. El glaseado de crema de queso con frutas es la guinda literal y figurada del pastel.

Si seca su propia fruta a lo largo del año, esta es una forma encantadora de disfrutarla durante las fiestas. Sin embargo, si no secas tu propia fruta, puedes echar un vistazo a los contenedores a granel del supermercado o del mercado especializado para encontrar una gran variedad de deliciosas frutas deshidratadas. La mayoría de los mercados venden bolsas de frutas deshidratadas mezcladas, por lo que no es necesario comprar bolsas individuales de cada fruta. Si es alérgico a alguna fruta en particular, no dude en omitirla y sustituirla por otra. También puede sustituir la cantidad total de frutas secas mezcladas por una sola fruta seca.

¿Cómo se mantiene húmeda la tarta de frutas?

Recomendamos envolver la tarta de frutas en film transparente antes de colocarla en un recipiente hermético. A continuación, coloque ese recipiente en el frigorífico. De este modo, la tarta se mantendrá fresca hasta dos meses.

¿Qué es mejor para remojar la tarta de frutas?

Envejecimiento de una tarta de frutas

Puede empapar una estopilla en brandy, bourbon, whisky, ron u otro licor y envolver con ella la tarta de frutas cocida y enfriada antes de envolverla en plástico y guardarla, o simplemente untar la tarta con el alcohol que prefiera y envolverla bien.

¿Para qué sirve añadir leche a un pastel?

La leche en las recetas de pasteles, generalmente hace que la textura sea más ligera y fuerte (gracias a la proteína y el ácido láctico),. Si se añade la cantidad adecuada, se evita que el pastel resulte denso. En realidad, la leche (y otros líquidos) activa otros ingredientes de la masa del pastel, como los leudantes (bicarbonato sódico, levadura en polvo).

  Receta de Tarta de calabaza fácil

Receta de tarta de frutas para diabéticos de Val

No he crecido comiendo tarta de frutas, así que no tengo ninguna carga emocional a su alrededor*, ni muecas de falsa gratitud al abrir un regalo de fruta confitada y endulzada químicamente, ni bromas familiares sobre la tarta de frutas que se pasa de año en año.

Y, sin embargo, parece que incluso hablar de tarta de frutas con la gente les pone los dientes largos. Lo cual no entiendo, porque oye: ¿fruta seca, frutos secos tostados, especias dulces y mucho alcohol? ¿Qué puede no gustar? ¿Merece la tarta de frutas su mala reputación cuando tiene el potencial de ser la versión condensada de todo lo que es delicioso en una tarta?

El resultado es éste, un helado con todo el espíritu de la tarta de frutas, pero más fácil de hacer. La base es un flan dulce de azúcar moreno potenciado con pimienta de Jamaica, clavo y ralladura de naranja. También lleva ron, pero funciona más como vainilla que como un aromatizante muy fuerte en sí mismo. El verdadero toque alcohólico lo aportan los frutos secos -yo elegí una mezcla de cerezas, albaricoques, jengibre confitado y pasas doradas- rehidratados durante la noche en una taza de ron. Las frutas se convierten en pequeñas bombas de ron, blandas y masticables incluso congeladas, que liberan su carga de ron al morderlas. Pero cuando se enfrían y se mezclan con frutos secos y natillas dulces heladas, ofrecen el toque alcohólico equilibrado que desearía tener la tarta de frutas: enérgico pero no abrumador.

  Receta de Gelatina de refresco con leche condensada

Receta de tarta de frutas Weight Watchers

Johnny Carson hizo una vez un chiste sobre las tartas de frutas: “Sólo hay una tarta de frutas en todo el mundo y la gente no para de enviársela”. Y aunque es sólo un chiste, teniendo en cuenta lo que puede durar una tarta de frutas bien hecha y conservada, es casi posible. El alcohol que se añade a la tarta para envejecerla y mantenerla actúa como conservante, lo que permite conservar o volver a regalar una tarta de frutas durante años.

La elaboración de una tarta de frutas consta de tres pasos: El horneado propiamente dicho, el proceso de envejecimiento y el almacenamiento adecuado. El proceso de maduración de una auténtica tarta de frutas dura entre uno y tres meses, por lo que debe hacerse con bastante antelación, ya que necesita reposar bastante tiempo.

Después de hornearla, hay que darle un tratamiento conservante. Puede empapar una estopilla en brandy, bourbon, whisky, ron u otro licor y envolver con ella la tarta de frutas cocida y fría antes de envolverla en plástico y guardarla, o simplemente untar la tarta con el alcohol que prefiera y envolverla bien.

Recetas de tartas de frutas navideñas en Pinterest

En primer lugar, asegúrate siempre de medir correctamente para que no se desajusten las proporciones. Añadir demasiada leche para conseguir un bizcocho muy húmedo puede ser contraproducente y conseguir un bizcocho demasiado denso o que no suba bien.

El grado de humedad dependerá también del tipo de leche utilizada. La leche entera y el suero de leche aportarán más humedad que la leche desnatada, porque la leche entera y el suero de leche tienen más grasa.

En realidad, la leche (y otros líquidos) activa otros ingredientes de la masa del pastel, como los leudantes (bicarbonato sódico, levadura en polvo). Y al igual que cualquier otro líquido de una receta de bizcocho, ayuda a que todo se mezcle bien y proporciona vapor para que el bizcocho suba.

  Receta de Tarta de chocolate y melocotón

También desencadena el desarrollo del gluten, que es lo que, en última instancia, da estructura al pastel. Sin embargo, hay que tener cuidado, ya que mezclar demasiado la masa puede hacer que el gluten se desarrolle en exceso, con lo que se obtendrá un pastel muy denso y compacto.

Ahora bien, si en una receta de tarta se pide nata agria y en su lugar se dispone de suero de leche, probablemente no haya ningún problema en sustituirlo. Sin embargo, es importante conocer la naturaleza de cada ingrediente, ya que cambiar uno de ellos podría tener un efecto dominó.