Receta de Croquetas de espinacas

Receta de Croquetas de espinacas

Croquetas de espinacas al horno

Los Gnudi, también llamados Malfatti (“de forma fea” en italiano) son unas deliciosas albóndigas toscanas hechas con una mezcla muy parecida al relleno de los Ravioli. La leyenda cuenta que un cocinero italiano intentó hervir las sobras del relleno de pasta fresca, creando así los Gnudi (“Gnudi” significa “desnudo” en dialecto toscano, relleno despojado de la cáscara de la pasta).

La primera es la cantidad de harina en la mezcla: alguien reduce o aumenta la cantidad, otro simplemente no la utiliza: en el último caso, la pasta será muy blanda, pero muy difícil de cocinar manteniendo su forma.

La segunda diferencia se refiere al queso. Algunas recetas requieren sólo Parmigiano-Reggiano, otras sólo Pecorino Toscano, o una mezcla de ambos. Personalmente, prefiero utilizar exclusivamente Parmigiano-Reggiano.

Nacida y criada en Bolonia, Italia (¡ciudad natal de la lasaña y los tortellini!), crecí bajo la mesa de mi abuela ayudándola a preparar pasta fresca para nuestros festines dominicales en familia. Mi pasión por la comida nace de mi curiosidad, que me ha llevado a viajar por casi todos los continentes (aún echo de menos Oceanía, ¡pero espero llenar ese hueco pronto!). Durante mis viajes descubrí el poder de la comida. En mi blog philosokitchen.com escribo mis recetas y mis experiencias alrededor del mundo.

  Receta de Paté con garbanzos

Croquetas de espinacas veganas

Desde 2014, el 9 de octubre de cada año se celebra en Holanda el Día Nacional de la Croqueta. Ese día coincide con el cumpleaños de Johannes van Dam. Este periodista culinario amaba la croqueta y escribió El libro de la croqueta.

La “kroket” (croqueta) es un panecillo frito con ragú de carne en su interior, cubierto de pan rallado. La croqueta holandesa original es de ternera o buey, pero hay muchos sabores diferentes, como satay de pollo, gambas, gulasch o incluso una versión vegetariana. Se pueden comer como aperitivo, pero la mayoría de las veces se sirven en rebanadas de pan blanco o pan de hamburguesa con mostaza.

Croquetas de espinacas y queso

La diferencia entre las croquetas españolas y otras variedades de croquetas es que el relleno se hace con una bechamel espesa a la que puedes añadir el condimento que quieras. Para conseguir una bechamel suave y cremosa, hay que remover, remover y remover.

A continuación, el relleno debe enfriarse durante varias horas o toda la noche para que adquiera una consistencia que se pueda manipular y enrollar en forma de croqueta. Formar las croquetas una a una y rebozarlas en pan rallado antes de freírlas es el último paso, que requiere mucho tiempo, pero para el que puedes reclutar a tus hijos.

Así que tendrás que tener mucha determinación para hacer croquetas españolas, ¡pero al final serás recompensado con una sabrosa tapa! Como he mencionado antes, una vez que tengas listo el relleno de bechamel, puedes añadir el sabor que quieras.

  Receta de Apio con queso

Normalmente, las croquetas se hacen para aprovechar los restos de carne y verduras de la noche anterior. Para esta receta, he preparado una de las opciones vegetarianas habituales de las croquetas españolas: espinacas. Luego la he hecho vegana utilizando leche y aceite vegetales en lugar de mantequilla.

Croquetas españolas de espinacas

El primer paso para empezar a hacer croquetas de espinacas consiste en limpiar y cocer las espinacas. Añadimos agua con sal a una cazuela y cuando empiece a hervir añadimos las hojas verdes; pasados unos 10 minutos podemos retirarlas del fuego y escurrirlas con la ayuda de un colador.

Con las espinacas escurridas, las ponemos sobre una tabla de madera y las picamos hasta que queden muy finas y reservamos. Picar la cebolla también en trozos muy finos y reservar. Si has optado por añadir jamón a la receta, este es el momento de cortar el jamón en trozos muy pequeños para que se integre con el resto de alimentos.

Ahora pon la mantequilla y un chorrito de aceite en una sartén. Cuando esté caliente, añadimos la cebolla y dejamos que se poche; cuando veamos que adquiere un color dorado, añadimos el jamón picado (opcional) y a continuación las espinacas. Salpimentamos al gusto y sofreímos durante 5 minutos.

  Receta de Empanadas criollas

Cuando los ingredientes estén mezclados, es el momento de dar a la masa la consistencia adecuada para las croquetas de espinacas. Para ello añadimos la harina y la mezclamos con la ayuda de un batidor; dejamos cocer durante unos 3 minutos, removiendo todos los ingredientes. Con este paso conseguimos que la masa de las croquetas quede consistente y homogénea.