Receta de Gelatina de frutas

Receta de Gelatina de frutas

Ingredientes de la gelatina de fruta

Jalea, mermelada, confitura, conservas, mermelada, mantequilla… cualquiera de estos productos de fruta puede añadir sabor a las comidas. La mayoría de ellos son también una buena manera de utilizar frutas que no están en su mejor momento para el enlatado o la congelación, como las frutas y bayas más grandes o más pequeñas, y las que tienen forma irregular.

Estos productos son muy parecidos; todos ellos son fruta conservada con azúcar y normalmente todos están gelatinizados en cierta medida. Sus características individuales dependen de los tipos de fruta utilizados y de la forma en que se preparan, de la proporción de los distintos ingredientes en la mezcla y de los métodos de cocción.

La gelatina se elabora a partir de zumo de fruta; el producto es transparente y lo bastante firme como para mantener su forma al sacarlo del recipiente. La mermelada, hecha de fruta triturada o molida, tiende a mantener su forma, pero suele ser menos firme que la jalea.

Las conservas son frutas pequeñas enteras o trozos de frutas grandes que se cuecen en un almíbar hasta que se aclaran. El almíbar se vuelve espeso y a menudo ligeramente gelatinoso. La conserva ideal conserva el color y el sabor de la fruta fresca.

¿Qué fruta puede ir en gelatina?

Frutas frescas para añadir a la gelatina

Disfruta añadiendo manzanas, melocotones, ciruelas, naranjas, fresas, frambuesas y arándanos a tu receta de gelatina. Los plátanos contienen la enzima actinidina, pero no está presente en cantidades lo bastante elevadas como para causar problemas.

  Receta de Naranja confitada

¿Qué fruta no utilizar en la gelatina?

Si le gusta hacer gelatina para el postre, la caja suele recomendar no añadir ciertos tipos de fruta, como piña, kiwi, mango, raíz de jengibre, papaya, higos o guayaba. La gente tiene dificultades para conseguir que la gelatina se solidifique cuando añade estas frutas.

Recetas de gelatina para adultos

Es posible que quiera una o dos más.    Pues eso es todo por hoy para mí, ya que se conservan al menos unas semanas y voy a ejercer el autocontrol como parte de un plan de dieta más saludable.        He aquí cómo hacerlos…

Yo uso este molde de silicona de 24 agujeros para mini semiesferas (aquí en amazon.com) y dos de estos deberían funcionar para las cantidades que se indican a continuación.    Pero puedes usar cualquier molde de silicona flexible (ver foto).    Con diferentes formas se pueden hacer incluso gelatinas de Pascua o barritas troceadas, pero mis favoritas son las mini cúpulas: tienen el tamaño justo, no tan pequeñas como para que dominen los cristales de azúcar que las rodean, pero tampoco demasiado grandes.

Es un poco lioso verter el líquido en los moldes.    Los cocineros lo hacen con un embudo de émbolo; yo me resisto a comprar otro aparato de cocina, pero si el líquido es lo bastante fluido, funcionará bien.    Si no, consigue un acabado final más limpio despegando la pasta sobrante alrededor de las formas antes de que se endurezca por completo.

Si utilizas un molde para hornear, el tamaño de los cuadrados que cortes depende de ti.    Para un molde de 23 cm/9 pulgadas: 9 tiras de 2,5 cm/1 pulgada de ancho cortadas de nuevo en cuadrados de 2,5 cm/1 pulgada.    Para un molde de 20 cm/8 pulgadas: 8 tiras de 2,5 cm/1 pulgada de ancho.    O cuadrados de 3 cm y 1,5 pulgadas.

  Receta de Torta de chocolate y queso crema

Receta de gelatina de fruta

Las gelatinas de fruta son mezclas semisólidas y en conserva de zumo de fruta y azúcar. La elaboración de gelatina es una buena manera de conservar los sabores de la fruta para disfrutarlos durante todo el año. La gelatina de fruta es un producto bastante fácil de preparar para el conservero principiante y se puede hacer en casa sin mucho equipo especial.

El sabor de la fruta lo aporta el zumo. Para algunas confituras de fruta se utiliza una mezcla de distintos zumos. El zumo de fruta también puede aportar parte o la totalidad de la pectina y el ácido. El zumo de fruta es la fuente de agua de la gelatina.

Las frutas y sus extractos obtienen su capacidad gelificante de un grupo de sustancias denominadas pectinas. La pectina proporciona la estructura tridimensional que da lugar a un producto gelatinoso, razón por la que se utiliza en jaleas y mermeladas.

La pectina se forma a partir de un compuesto madre, la protopectina, durante la maduración de la fruta y durante la cocción de la fruta poco madura para extraer el zumo. Las frutas completamente maduras contienen menos pectina que las parcialmente maduras. Por esta razón, algunas recetas de jalea especifican el uso de una porción de fruta poco madura.

Fruta en gelatina

He modificado la receta y me ha salido estupendamente. Cambié la gelatina en polvo por hojas, y añadí menos azúcar (2L de azúcar por 4L de zumo). Receta para mis jaleas de frutas peruanas: 2 docenas de tomatillos, gelatina de guayaba, 1 jalapeño, 1 naranja, hibisco seco. Servido con jarabe de jamaica. ¡Martha para la victoria!

  Receta de Panna cotta de queso

Cuando hice esto, todo salió bien. Un poco dulce, pero sabroso. Por desgracia, horas después, las gelatinas empezaron a “soltar” agua azucarada. Probé la receta por segunda vez con el mismo resultado. No estoy segura de qué salió mal (seguí las instrucciones perfectamente) o si simplemente era una mala receta.

Me pareció extremadamente dulce. Quería saber si alguien lo había probado de otra manera. Quizás omitiría el azúcar o la mermelada, pero pensé que no gelificaría. Me gustaría saber si alguien ha tenido más éxito con menos azúcar.