Receta de Frijoles blancos a la turca

Receta de Frijoles blancos a la turca

Auténticas recetas turcas

Kuru Fasulye, o en español guiso turco de judías blancas, es probablemente el plato jugoso más famoso de la cocina otomana. Se trata de un jugoso plato de carne que lleva abundantes alubias blancas, tomates picados y pimientos verdes largos cortados en rodajas.

Si eres vegetariano y sigues mi blog; después de leer el primer párrafo dirás que otro plato turco más con carne. Pero no te preocupes. Este jugoso plato es muy versátil y se puede cocinar sin carne. De hecho, a la mayoría de nosotros nos gusta este delicioso y jugoso plato sin carne.

En nuestra cocina, hay al menos 5-6 variantes diferentes del guiso turco de alubias blancas. Se puede preparar solo (sin carne) o con carne de cordero, pechuga de pollo, pastırma turco o salchicha turca.

Las alubias blancas llegaron a la cocina otomana a principios del siglo XVIII procedentes de América Central. Los historiadores turcos afirman que El Imperio Otomano conoció las legumbres y las alubias muy tarde considerando Europa. Después de que la judía blanca y sus variedades llegaran de Centroamérica a las fronteras otomanas, se extendió muy rápidamente y se convirtió en una de las variedades alimentarias más buscadas entre los ciudadanos del Imperio Otomano.

En güzel kuru fasulye tarifi

QUÉ ES LO ESPECIALSi se pregunta a cualquier turco qué comida considera el plato nacional, responderá casi siempre lo mismo: kuru fasulye. (Quedan excluidos los postres, que provocarían un acalorado debate.)¿Qué es el estofado de judías blancas (kuru fasulye)? El kuru fasulye es un estofado de judías cocidas con tomates o pasta de tomate a fuego lento y servido con arroz. Muchas variaciones incluyen sucuk (una especie de salchicha especiada), pastırma (carne de vaca curada bien condimentada) o carne cocida.

  Receta de Alfajorcitos de soja con miel

Ir a la recetaEl origenComparada con sus vecinos europeos, Turquía llegó bastante tarde a la fiesta con la nueva legumbre de moda, las alubias, traídas a Europa desde América. Europa empezó a utilizarlas en el siglo XVI y llegaron a Anatolia a través de las numerosas rutas comerciales.

En el siglo XVIII, la judía ya se había colado en las cocinas turcas, desde las de los palacios hasta las cantinas de los soldados. Algunos viajeros de Londres se quejaban en sus diarios de 1744 de que el guiso de alubias tenía “muy poca carne y muchísima verdura”.

Recetas mediterráneas con alubias

Normalmente, ponemos las alubias secas en remojo toda la noche antes de cocinarlas. Pero en la olla a presión, podemos saltarnos ese paso con algunas alubias. En esta receta, utilizamos alubias blancas pequeñas secas (también llamadas alubias blancas), que se cuecen al mismo tiempo que la ternera. La melaza de granada añade un acabado brillante y ácido al plato. Si no la encuentras, rocía el guiso con zumo de limón. Empiece a programar las judías una vez que la olla haya alcanzado la presión alta.

En una olla a presión de 5½ litros o más, a fuego medio-alto, calentar el aceite de oliva hasta que esté brillante. Añadir la cebolla y cocinar, removiendo de vez en cuando, hasta que esté ligeramente dorada, unos 5 minutos. Añada el ajo, la pasta de tomate, el pimentón y las hojuelas de pimienta, y cocine hasta que desprendan aroma, unos 30 segundos.

  Receta de Alubias con verduras y pollo

Añada el caldo y 1 cucharada de sal. Añada la ternera y las judías. Cerrar la tapa y llevar a presión alta (segunda línea roja). Ajuste el fuego a bajo para estabilizar la presión en la segunda línea roja. Cocer durante 45 minutos.

Fuera del fuego, dejar que la presión se reduzca de forma natural (unos 20 minutos). Abra la tapa con cuidado e inclínela hacia el lado contrario para que salga el vapor residual. Añadir los tomates, tapar (sin cerrar la tapa) y dejar reposar durante 10 minutos. Añada el eneldo y la melaza. Pruébelo y sazónelo con sal y pimienta.

Fasolia receta kurda

El kuru fasulye es un plato sencillo, barato y alegre muy apreciado por oficinistas y trabajadores de todo el país durante todas las estaciones del año. Se encuentra tanto en lokantas como en casa, y es un plato básico a la hora de comer.

Recuerdo con claridad la primera vez que conocí la versión de este plato en la que abundaban las chalotas y me enamoré. Durante los meses de invierno, en los que los pimientos y los tomates escasean, no aparecen tanto en este plato y, si lo hacen, suelen ser versiones secas. El plato adquiere un tono más dulce y es más rico por el aumento del uso de salça.

  Receta de Alubias blancas con champiñones

Un invierno me pasé a las cebollas caramelizadas cuando no pude encontrar chalotas y desde entonces no he vuelto a mirar atrás. Otro añadido personal es el pekmez o mollases de uva, que creo que le da un toque muy especial.

Alubias turcas con cebolla1 taza de alubias blancas (Kuru Fasulye)3 cebollas blancas cortadas en medias lunas1 cucharadita de sal marina1 cucharada (colmada) de salça de tomate1 cucharada (colmada) de salça de pimienta1/4 de cucharadita de pimentón1/4 de cucharadita de pimienta negra1/4 de cucharadita de Pul biber / escamas de pimienta de Alepo1 cucharada de pekmez (melaza de uva)