Receta de Empanadas de mole amarillo

Receta de Empanadas de mole amarillo

Receta de empanada

Estas empanadas oaxaqueñas se hacen tradicionalmente con masa de maíz, a diferencia de otros tipos de empanada que se hacen con harina blanca común; luego se rellenan nada menos que con el auténtico mole amarillo oaxaqueño y pollo…

2) Asar los tomates verdes, el ajo y la cebolla entera; licuar estos ingredientes con el clavo y la pimienta, si es necesario agregar un poco de caldo de pollo líquido para que esta salsa no quede muy espesa. Vierte esta salsa en una cacerola.

3) Cocina la salsa en una cacerola con 2 cucharadas de mantequilla hasta que cambie ligeramente de color. Añade el caldo de pollo en polvo. Disolver 4 cucharadas de harina de maíz en un poco de caldo de pollo, añadir la salsa y llevar a ebullición para que espese.

4) Mezclar la mantequilla restante a la harina de maíz, con sal, leche y levadura en polvo. Aplanar esta masa como para hacer tortillas, y cocinar ligeramente en la estufa rellenar con el amarillo, un poco de pollo deshebrado y hojas de cilantro picadas. Doble la masa, luego selle la empanada y termine la cocción en la estufa o en el horno. Repetir esta operación con la masa restante.

¿De qué está hecho el lunar amarillo?

El Mole Amarillo es una de las variedades más versátiles de las siete. Se puede preparar con cerdo, pollo, ternera o sólo con verduras. El de cerdo se condimenta con cilantro, el de ternera con pitiona y el de pollo siempre con hierba santa.

¿Las empanadas se fríen o se hornean?

Se elaboran con masa de maíz y suelen rellenarse de pescado, pollo o judías. Suelen freírse y servirse con repollo o salsa por encima.

  Receta de Sándwich de lomo y queso

¿De qué están hechas las empanadas tradicionales?

La empanada se elabora doblando una masa o empanada de pan alrededor del relleno. El relleno puede consistir en una variedad de carnes, verduras o incluso frutas. Las empanadas tienen su origen en Galicia (España) y Portugal. Aparecieron por primera vez en la Iberia medieval durante la época de las invasiones árabes.

Aperitivos a la plancha

Pon una sartén grande (de 10 pulgadas) sin engrasar o una plancha gruesa a fuego medio. Tuesta unos cuantos chiles a la vez, presionándolos contra la superficie caliente con una espátula hasta que estén aromáticos y de color claro por debajo, unos 10 segundos por cada lado. Pasar a un vaso de batidora y añadir ½ taza de la masa fresca o reconstituida, la hoja santa (o cilantro) y 1 taza de agua. Licuar hasta obtener una consistencia lo más suave posible.

Coloque un colador de malla mediana sobre el caldo de pollo hirviendo a fuego lento y vierta la mezcla de chile a través del colador, revolviendo para incorporar el chile en el caldo. Es posible que tenga que aumentar el fuego para mantener la salsa a fuego lento.

Cocine a fuego lento el mole, removiendo de vez en cuando, para mezclar y suavizar los sabores y cocer la masa (la salsa parecerá notablemente más espesa), unos 15 minutos. Probar y sazonar con sal, normalmente una cucharadita generosa. Deje enfriar a temperatura ambiente; debe tener el aspecto de una salsa muy espesa.

Coloque la masa en la sartén o plancha caliente. Tras unos 30 segundos, cuando los bordes empiecen a despegarse de la superficie caliente, dele la vuelta. Coloque unas cucharadas de pollo desmenuzado, una cucharada generosa de mole y unas cuantas hojas de hoja santa (o cilantro) sobre una mitad de la masa. Humedece los bordes con agua y dobla la tortilla sin rellenar sobre el relleno creando una forma de media luna. Con los dedos, presiona los bordes y sella suavemente la empanada. Continúe horneándola en la plancha, dándole la vuelta cada minuto aproximadamente, hasta que la masa esté dorada y salpicada y completamente cocida, entre 10 y 12 minutos. Repita hasta que todas las empanadas estén cocidas. Sírvalas inmediatamente.

  Receta de Paté de ave con cabrales y orujo de manzana.

Receta oaxaqueña

Pescado:2 kg de lomo de pescado 6 clavos de olor 15 granos de pimienta negra 1⁄2 cucharadita de comino Sal al gustoSalsa de mole: 10 chiles chilcosle, lavados, sin semillas y ligeramente asados 6 chiles guajillos, lavados, sin semillas y ligeramente asados 11⁄2 cebollas, cortadas en trozos y asadas 6 dientes de ajo, pelados y asados 2 tomates, asados 10 tomates verdes 30 granos de pimienta negra 1 raja de canela 2 cucharadas de semillas de achiote 10 clavos de olor 1 cucharadita de comino 3⁄4 taza de aceite vegetalSal al gusto 1⁄2 taza de masa de maíz fresco 4 tazas de caldo Hojas de hoja santa, lavadasCorncake: 150 gr de mantequilla 1 taza de azúcar 5 yemas de huevo Maíz de 6 elotes 1⁄4 taza de crema 2 cucharadas de harina2 cucharadas de harina de arroz 1 cucharadita de sal 5 claras de huevo Guarnición:6 chayotes partidos por la mitad y cocidos Verduras cocidas y cortadas en juliana.

Salsa de moleDespués de asar las verduras, remojar los chiles en agua caliente. En un robot de cocina, triturar los tomates con la cebolla, el ajo, los chiles escurridos, los tomates verdes y las especias hasta obtener un puré. En una sartén honda, calentar el aceite y freír el puré hasta que empiece a soltar aceite. Sazonar al gusto. Disolver la masa en un poco de caldo y añadir a la salsa. Añadir los trozos de pescado con las hojas de hoja santa y dejar cocer a fuego lento durante 15 minutos. Añadir los chayotes para que absorban el sabor.

Recetas de aperitivos mexicanos

Estas condiciones son propicias para que prospere una fauna marina diversa, lo suficientemente rica para la pesca, y que además ofrece escenarios perfectos para la conservación, por ejemplo, la reproducción de tortugas marinas en las playas del Pueblo Mágico de Mazunte, o la observación de moluscos en las piscinas naturales de marea de la joya escondida de Agua Blanca. El paisaje oaxaqueño también incluye sierras, de las que descienden numerosos ríos a través de gargantas, que desembocan en lagunas en los valles, y en el océano, como se ve en el siguiente mapa. Geográficamente, y también étnicamente, está dividida en ocho regiones (Imagen de Wikipedia Commons):

  Receta de Patatas al pelotón

También entre las muchas delicias culinarias de Oaxaca, hay un conjunto de salsas llamadas “los siete moles”: En primer lugar, están las versiones locales del internacionalmente conocido Mole verde y Mole rojo; después, populares en todo México, están los Manchamanteles y el Mole negro, este último uno de los platos más emblemáticos de Oaxaca, sin duda; a continuación están el más regional Mole chichilo negro (también de color oscuro), el Mole coloradito (con un tono rojo brillante) y, por último, el Mole amarillo.