Receta de Pan con tomate y jamón serrano

Receta de Pan con tomate y jamón serrano

Ideas de recetas con jamón serrano

En muchos sentidos, éste es el plato nacional de Cataluña. Lo encontrará al principio de cualquier buena comida de tapas de la región, en casas, bares y restaurantes. La combinación de pan caliente, tomate maduro y aceite dorado es muy satisfactoria. Además, se puede acompañar de anchoas, queso o jamón para crear un auténtico espectáculo. Aquí tienes dos versiones del plato: una para grupos pequeños y otra para fiestas más grandes. En la primera receta, más tradicional, se frota el tomate directamente sobre el pan y la tostada crujiente actúa como un rallador. En la segunda, utilizamos un rallador para mayor rapidez, mezclando los tomates con aceite de oliva y sal. Entremeses rápidos

¿Con qué acompañar el jamón serrano?

La forma tradicional de consumir jamón serrano es acompañarlo de pan y vino o cerveza. En algunos lugares es tradicional preparar el pan untándolo con tomate, o acompañar el jamón serrano con bebidas como vino fino, manzanilla o cava.

¿Cómo se presenta un jamón serrano?

La forma más habitual de presentar el jamón serrano en la mesa es con las lonchas en un plato, preferiblemente dispuestas de forma armoniosa y atractiva para cubrir toda la superficie. Siempre es mejor cortar sólo lo que se vaya a consumir en ese momento.

  Receta de Pincho de dátil relleno de almendra

Pan con tomate

No hay un gran misterio sobre cómo consumir jamón serrano en las mejores condiciones, pero sí conviene tener en cuenta algunas cosas. Sin duda uno de los factores más importantes es la temperatura, que debe estar entre 20 y 25ºC, para que el jamón serrano conserve y transmita todas sus propiedades organolépticas: aspecto, textura, sabor y aroma. A estas temperaturas la grasa está madura para mezclarse con el jamón magro y lo hace mucho más jugoso.

El jamón serrano suele servirse cortado en lonchas, para lo que se requiere cierta habilidad. Lo ideal es que las lonchas sean finas y no demasiado largas. Está claro que si el jamón serrano no es bueno hay poco que hacer, pero también es cierto que el jamón bien cortado gana en el corte y el mal cortado pierde mucho. Así que este último paso es importante. En casi todos los casos el corte a mano será superior al corte a máquina, así que merece la pena aprender a cortar el jamón español bien y con seguridad.

La razón principal tiene que ver con la fricción mecánica entre la carne y el instrumento de corte. Cuando el jamón se corta a máquina, un disco a alta temperatura entra en contacto con el jamón. El calor que desprende puede llegar a modificar el sabor y provocar la pérdida de nutrientes.

  Receta de Arepas andinas de maíz

Cómo servir el jamón serrano

No hay un gran misterio sobre cómo consumir el jamón serrano en las mejores condiciones, pero sí conviene tener en cuenta algunas cosas. Sin duda uno de los factores más importantes es la temperatura, que debe estar entre 20 y 25ºC, para que el jamón serrano conserve y transmita todas sus propiedades organolépticas: aspecto, textura, sabor y aroma. A estas temperaturas la grasa está madura para mezclarse con el jamón magro y lo hace mucho más jugoso.

El jamón serrano suele servirse cortado en lonchas, para lo que se requiere cierta habilidad. Lo ideal es que las lonchas sean finas y no demasiado largas. Está claro que si el jamón serrano no es bueno hay poco que hacer, pero también es cierto que el jamón bien cortado gana en el corte y el mal cortado pierde mucho. Así que este último paso es importante. En casi todos los casos el corte a mano será superior al corte a máquina, así que merece la pena aprender a cortar el jamón español bien y con seguridad.

La razón principal tiene que ver con la fricción mecánica entre la carne y el instrumento de corte. Cuando el jamón se corta a máquina, un disco a alta temperatura entra en contacto con el jamón. El calor que desprende puede llegar a modificar el sabor y provocar la pérdida de nutrientes.

  Receta de Rompe Olas

Receta española de tostada de tomate

Sabores de EspañaTiempo total: menos de 15 minutosTiempo de cocción: Unos minutosDificultad: FácilNota del chef(Pan tostado con tomate y jamón serrano)IngredientesPara 4 raciones- 4 rebanadas gruesas de pan de payés- 1 tomate grande y maduro, partido por la mitad- 60 ml / 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra español- 8 lonchas finas de jamón serranoMétodo

SommelierTomates, aceite de oliva y jamón serrano nos traen una cosa a la mente: Andalucía y sus maravillosos jereces. Prueba esta tapa con un Amontillado -con su rico aroma a frutos secos y su sensación seca en boca- y no te decepcionará.Información nutricionalEnergía (kcal): 350