Receta de Pisto murciano con calabacín

Receta de Pisto murciano con calabacín

Receta española de verduras mixtas

El pisto es un sabroso guiso de verduras español del que disfrutan los españoles y los entusiastas de la cocina española de todo el mundo. Este plato es similar a la ratatouille francesa y se hace delicioso a través de los diversos ingredientes para dar lugar a un guiso delicioso. Entre ellos, berenjenas, cebollas, calabacines, pimientos verdes y rojos, tomates y aceite de oliva.

Lo que hace más sabroso este guiso de verduras es la calidad y la cantidad de aceite de oliva utilizado, como en la mayoría de los guisos mediterráneos. Además, la verdura debe ser fresca del mercado, y el resultado es una delicia en su género. El pisto es originario de la región española de Murcia, pero ahora es un manjar en todo el país.

El pisto se parece mucho al pisto y utiliza verduras mediterráneas cocidas a fuego lento en abundante aceite de oliva. Debido a las similitudes que guarda con el manjar francés, la gente suele llamarlo pisto español.

Sin embargo, hay quien sostiene que la receta del pisto se originó mucho antes que el pisto y llegó a Francia procedente de Castilla La Mancha. A pesar de las diferentes teorías sobre su origen, ambos son igual de deliciosos.

Receta de pisto

Tomates, calabacines, berenjenas, pimientos y cebollas recién cogidos, ya sean de tu huerto, de algún familiar o amigo o del mercado local al que vas habitualmente, es el momento de aprovecharlos y no hay excusas.

  Receta de Rollitos de acelga vegetariano

No hace falta ser un maestro en la cocina, basta con saber cortar los ingredientes, y saber cocinarlos en el orden adecuado, empieza por la cebolla, continúa con el pimiento, luego la berenjena, después el calabacín y por último el tomate, mejor pelado .

A medida que se van añadiendo las distintas verduras, hay que dejarlas cocer, pochar la cebolla, luego el pimiento, después la berenjena, y antes del tomate el calabacín, que es el que contiene más agua y se cuece más rápidamente.

El pisto en España es típico de La Mancha, es el clásico pisto manchego, pero también es común el pisto murciano y por supuesto el valenciano, todas regiones con extensas huertas y productos de primera calidad.

Salsa Pisto

La semana pasada, Tom y yo fuimos a observar aves a la isla de Grand Manan. Los pájaros eran estupendos, la comida decepcionante: La posada donde nuestro grupo tomaba todas sus comidas no ofrecía marisco local ni productos de temporada. De vuelta a casa, me abastecí inmediatamente de berenjenas, pimientos, cebollas, patatas nuevas, tomates y calabacines en el mercado.

En su lugar, recurrí a una receta de verduras mixtas mucho más sencilla del modesto librito de Ed Giobbi de 1971, Italian Family Cooking. Mi ejemplar -primera edición, primera impresión- me costó 8,95 dólares cuando salió a la venta, y ahora lo he visto en Internet por 60 dólares. Eso me hace sentir muy astuto.

Las verduras de Verdura Mista nº 2 de Giobbi requieren una buena preparación, para la que Tom (mi cuchillero a medida) y yo trabajamos juntos, yo lavando y pelando, él cortando en rodajas y en trozos. Giobbi es muy relajado en cuanto a las instrucciones, no dice el grosor de las lonchas ni el tamaño de los trozos. Anima a los lectores a cocinar a mano alzada.

  Receta de Berenjenas asadas al horno

Estos son nuestros ingredientes: una berenjena pequeña cortada en dados, dos calabacines cortados en rodajas, dos pimientos verdes cortados en rodajas, tres tazas de tomates sin semillas y cortados en trozos, y el equivalente de dos patatas medianas y dos cebollas medianas.

Ingredientes del pisto

El pisto es la versión española del Ratatouille. Es un plato de verduras frescas guisadas. La clave es un aceite de oliva de buena calidad y verduras frescas de temporada. El pisto es originario de la región de Murcia, pero puede encontrarse en el resto del país con diferentes adaptaciones. Es un plato de verduras fantástico para quienes siguen una dieta Paleo/Whole30/sin gluten o vegetariana/vegana. Es un plato sencillo pero muy rico y colorido y lleno de sabor.

Siempre cocinamos nuestros platos con salsa de tomate casera, es más trabajo pero al final merece la pena. Si no tienes tiempo, puedes utilizar cualquier salsa de tomate que te guste. Yo prefiero una salsa más rústica y jugosa, así que utilizo un pasapurés y no la pelo, no le quito las semillas ni uso la batidora. Pero si tienes una receta favorita para tu salsa de tomate, utilízala y sáltate este primer paso.

  Receta de Tarta de calabaza y espinaca

Corta los tomates en dados. Pon en una olla mediana 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Añada los tomates. Llevar a ebullición, destapado, y cocer 40 minutos (ahora a fuego medio), o hasta que la salsa esté espesa y reducida a la mitad. Remover a menudo, vigilando que no se pegue. Retire la sartén del fuego y ponga a punto de sal a su gusto. Utilice un pasapurés con la salsa de tomate.