Receta de Gazpacho extremeño

Receta de Gazpacho extremeño

Gazpacho De Ajo Blanco

Supongo que esas versiones se desarrollaron en los siglos anteriores a la llegada de los tomates al Viejo Continente y pueden atribuirse a la influencia árabe/morisca; el uso del vinagre como alimento se remonta al menos al Imperio Romano. Como todos los platos identificados con una cocina nacional, el gazpacho surgió de lo que había disponible.    Hoy en día se pueden encontrar recetas de todo tipo de variantes del gazpacho, del mismo modo que el pesto (elaborado normalmente con albahaca) se prepara a veces con cilantro, rúcula, menta u otro ingrediente (la palabra pesto significa machacar o machacar con un mortero).

Decir a la gente de antemano que un plato es sano la desanima automáticamente.     Así que no mencionaré que el gazpacho es tremendamente sano: maravillosamente hidratante en estos días increíblemente calurosos de verano (se esperan 110 F/43C mañana); bajo en grasas (incluso con el aceite de oliva, que es uno de los aceites “buenos”); rico en antioxidantes; rico en anti-osteoporosis; rico en anti-prostata-cáncer; lleno de compuestos saludables que reducen el colesterol; repleto de vitaminas C, A, K y potasio; y es un gran plato para los programas de pérdida de peso, ya que te llena sin añadir muchas calorías. No, no he dicho nada de eso.

  Receta de Puré de verduras fácil y sabroso

Leche de zanahoria saludable |Gajar ka doodh |Receta en 5 minutos

Cuando nos sentamos en la Plaza Mayor de Cárceres, capital de Extremadura y declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, nos sentimos tan lejos de Cataluña, culturalmente hablando, como podríamos estarlo sin dejar de estar en España. Sobre las 10 de la noche, caminamos hacia el centro de la ciudad medieval y encontramos un acogedor restaurante al aire libre, el Jardín de Ulloa, frente a la imponente iglesia de San Francisco Javier. Pedimos platos típicos: un plato de jamón ibérico de bellota para compartir, gazpacho y una pequeña ensalada de naranja con virutas de bacalao y aceitunas negras.

El gazpacho nos llamó la atención: un fresco color verde tenue, aroma de ajo y completamente distinto de la versión a base de tomate de Andalucía, al sur. El menú describe el gazpacho como “al estilo extremeño con ajo, huevo y espárragos en tempura”. El chef del restaurante compartió amablemente la receta. Tu opinión sobre las cantidades es tan buena como la mía. Cuéntanos qué tal te sale en tu cocina.

NOTA: Hemos pasado más tiempo en España que en cualquier otro país del mundo (excepto EE.UU.) y volvemos siempre que podemos para ver y comer más. Lea nuestra opinión sobre Las Siete Maravillas de España o consulte nuestra lista de todos los lugares de España declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con enlaces a los que hemos visitado.

Galletas de trigo sin huevo |Receta de galletas Atta

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuentes puede ser cuestionado y eliminado.Find sources:  “Gazpacho” – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (septiembre 2019) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de plantilla)

  Receta de Arroz Con Fondos De Alcachofas

Gazpacho (pronunciación en español:  [ɡaθˈpatʃo]; español del sur peninsular: [ɡahˈpa(t)ʃo]) o Gaspacho (portugués: [ɡɐʃˈpaʃu]), también llamado gazpacho andaluz, es una sopa y bebida fría a base de verduras crudas y licuadas. [1] Se originó en las regiones del sur de la Península Ibérica y se extendió a otras zonas. El gazpacho se consume mucho en España y Portugal, sobre todo durante los veranos calurosos, ya que es refrescante y fresco.

Aunque hay otras recetas llamadas gazpacho, como el gazpacho manchego, el uso estándar implica una sopa. También hay una serie de platos estrechamente relacionados y a menudo considerados variantes del mismo, como el ajoblanco, el salmorejo, la pipirrana, la porra antequerana (más parecida a una sopa de pan) y el cojondongo.

Aisi Mazedaar Dal Banale Sabji Ki Zaroorat Nahi Lagegi

Las migas destacan entre los platos más típicos de Extremadura. Lo que empezó siendo algo que los pastores preparaban en las zonas más rurales de la región con lo que tenían a mano, hoy ha llegado a los hogares y restaurantes, no sólo de Cáceres y Extremadura, sino de toda España.

Hay otros muchos platos típicos extremeños, la mayoría elaborados con ingredientes de la tierra, muy sencillos, sin grandes alardes y con el sabor inconfundible de un lugar donde la naturaleza y las tradiciones siguen siendo tesoros de valor incalculable.

  Receta de Caldo de gallina peruano

Para los pastores en el campo, no había nada más sencillo que aprovechar el pan, aunque fuera del día anterior. Extraían las migas, las dejaban “remojando” una noche en el agua justa, y al día siguiente las “freían” a la leña, añadiendo ingredientes que no se estropearan fácilmente: ajo, chorizo, panceta, pimentón y un chorrito de aceite de oliva.

Es, sin duda, uno de los platos más sabrosos y contundentes de Extremadura. No se exceda en el tamaño de la ración si decide tomarlo como entrante. En esta región se come mucho y las raciones, de todo, suelen ser abundantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad