Receta de Coles de Bruselas al horno con queso

Receta de Coles de Bruselas al horno con queso

Coles de Bruselas con queso fáciles de preparar

Añadir queso Asiago recién rallado al final realza el sabor a nuez, se funde en una guarnición cremosa y le da al plato la cantidad justa de sabor salado. Y lo mejor de todo, ¡esta guarnición se prepara en menos de 30 minutos de principio a fin!

Con las comidas tradicionales de Acción de Gracias que llevan días planificar, preparar y ejecutar, encontrar una deliciosa guarnición que sea rápida y FÁCIL es una gran victoria. Sigue leyendo para obtener instrucciones sencillas sobre cómo asar coles de Bruselas en el horno.

No siempre he sido fan de las coles de Bruselas. Cuando era adolescente en los años 70, mi madre a veces preparaba coles de Bruselas congeladas hervidas en agua con un poco de sal y ¡nadie, NADIE, excepto ella se las comía!

Toda la casa olía a col hervida y huevos podridos y el plato estaba empapado y asqueroso, ¡al menos en mi opinión adolescente! Después de aquella experiencia, tardé mucho tiempo en subirme al carro de las coles de Bruselas.

No fue hasta que las coles de Bruselas ganaron un poco de popularidad y empezaron a aparecer en los menús de los restaurantes que volví a pensar en ellas. No podía quitarme de la cabeza la imagen de las coles de Bruselas congeladas, empapadas y malolientes.

  Receta de Verduras al curry con legumbres

Pastel keto de coles de Bruselas con queso

¿Qué opinas de las coles de Bruselas? ¿Te encantan o las odias? En los últimos años, siento que se han vuelto más y más populares, ¡y no podría estar más feliz por ello! Las coles de Bruselas son unas de mis verduras de otoño favoritas: son frescas y sanas, pero no por ello menos sustanciosas, y combinan bien con todo tipo de condimentos. Pero, en mi opinión, la clave para amar las coles de Bruselas es prepararlas de la manera correcta. Nadie pide más coles hervidas o al vapor, ya que a menudo amargan y tienen una textura blanda poco apetecible, así que si todavía no te convencen, prueba esta receta de coles de Bruselas asadas. Salen del horno con el centro dorado y las hojas exteriores crujientes. A mí me encantan recién sacadas de la sartén, pero cuando se aliñan con este sencillo condimento de limón, tomillo y parmesano, ni los más escépticos de las coles de Bruselas pueden resistirse a ellas.

Cómo cocinar coles de Bruselas¡Hacer coles de Bruselas al horno perfectas y crujientes es fácil! Esto es lo que tienes que hacer:Primero, recorta y trocea las coles de Bruselas. Corta y desecha los tallos secos o leñosos de la parte inferior de las coles. A continuación, corta las coles más grandes por la mitad y deja las más pequeñas enteras. Procura que todas las verduras tengan un tamaño similar para que se cocinen por igual.

Coles de Bruselas con queso y ajo

A continuación, puedes terminar de cocinar los alimentos de la forma que prefieras. El sancochado es ideal para cereales como el arroz o el arroz integral, verduras como las patatas, judías verdes, pimientos y brócoli, pero también funciona muy bien con carnes.

  Receta de Patatas rellenas en salsa

Añade una pizca de sal kosher al agua y caliéntala a fuego medio-alto hasta que empiece a hervir. Hervir durante unos 3 ó 4 minutos hasta que las coles de Bruselas empiecen a adquirir un color verde brillante.

Cyd es nativa del norte del estado de Nueva York, nacida en una familia de mujeres a las que les encanta cocinar y organizar fiestas. Comparte su amor por la comida, el hogar y el entretenimiento en su blog The Sweetest Occasion y en Instagram.

Coles de Bruselas con queso al horno

Esta es una carta abierta a todos aquellos que nunca se han aficionado a las delicias de las coles de Bruselas.    Te insto a ti o a cualquiera que conozcas que odie las coles de Bruselas a que preparen esta receta de coles de Bruselas gratinadas al horno porque convertirá a los que las odian en amantes. Estoy *casi* tan convencida de que este plato será un éxito en tu mesa navideña que estoy dispuesta a *casi* apostar algo por ello. Déjame que revise mis objetos de valor y vea qué puedo apostar y tenemos un trato.

Me encanta el hecho de que puedo comer un plato entero de estas cabezas de repollo del tamaño de un bocado como una comida completa y saber que he tenido un valor de años de mis vitaminas digestivas vitalizantes (si sabes lo que quiero decir). En un mundo utópico, todo el mundo se comería estas coles de Bruselas como si fueran caramelos, pero, por desgracia, conozco a muchos que las odian y no las tocarían ni con un palo de tres metros.

  Receta de Peperonata

Comprendo perfectamente la distancia que mis amigos boicoteadores de las coles de Bruselas mantienen con estas espantosas cabezas verdes, así que siempre estoy pensando en distintas formas de prepararlas para ayudarles a acercarse a su lado mejor y más cariñoso. Las coles de Bruselas pueden tener un olor muy crucífero (¡uf!), pero si se preparan con los ingredientes adecuados, se pueden comer como si fueran caramelos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad