Receta de Pollo en escabeche con vino blanco

Receta de Pollo en escabeche con vino blanco

Adobo de vino rosado para pollo

Es realmente EXCELENTE. Utilicé vino blanco, vinagre de vino blanco y una mezcla de condimentos italianos en lugar de las hierbas recomendadas (básicamente es la misma mezcla). Utilicé el método de asado indirecto en un pollo con hueso en cuartos después de marinar todo el día, y a todo el mundo le encantó.

A todos les encantó. A todos los comensales les encantó esta marinada. Utilicé el vino tinto con el vinagre rojo y marinamos bistec. Las hierbas y especias son fantásticas. ¡Lo haré una y otra vez! Siempre sirvo la ensalada griega con el adobo de vino tinto… parece que combina muy bien 😉

Muy buen adobo. Me encanta el sabor acre del vino y de los vinagres juntos. Lo hice tanto con vino tinto como con vino blanco. Aún no he probado el adobo de vino tinto, pero el de vino blanco estaba fantástico. Lo utilizaré una y otra vez.

Adobo de pollo con salsa de soja y vino blanco

Las mezclas con aceite, un ácido y condimentos parecen producir un pollo más sabroso, jugoso y tierno porque los ácidos ayudan a descomponer las proteínas densas, ablandando la carne en el proceso. Los aceites ayudan a que la carne se mantenga jugosa incluso durante la cocción.

Al preparar el adobo, es importante que tenga un buen nivel de acidez, aceites grasos como la mantequilla o el aceite de oliva, especias como el comino, el cilantro o el pimentón y, por último, emplear hierbas como el romero, el tomillo, el perejil y la salvia.

  Receta de Pavo de Navidad con tocino

Los vinos blancos, especialmente los etiquetados con altos niveles de acidez, son buenos para ablandar el pollo. Sin embargo, evite los vinos azucarados, ya que enturbiarán el sabor del pollo. Muchos expertos dicen que lo mejor en esta situación sería un vino seco, como un Pinot Noir.

Con el pollo, hay multitud de cortes diferentes. Cuatro horas para los cortes de piel más sencilla son suficientes. Sin embargo, esto no será suficiente con un ave entera, que puede requerir al menos doce horas.

La pechuga de pollo sin piel requiere menos tiempo, como treinta minutos. Utilizar un tenedor para “ablandar” o hacer agujeros en la carne permitirá que el adobo penetre en la pechuga. Dos horas completas darán tiempo suficiente para que los cortes absorban los condimentos.

Pollo marinado con vino blanco

Marinar un alimento es sumergirlo en un líquido sabroso, a menudo ácido, durante un periodo de tiempo. Se puede hacer un adobo con cualquier combinación de ingredientes, pero el objetivo de los adobos es doble -aportar sabor y ablandar-, por lo que es importante tener en cuenta estos ingredientes antes de mezclarlos sin más.

La mayoría de los adobos incluyen un ingrediente ácido porque los ácidos empiezan a descomponer las proteínas y las estructuras celulares de los alimentos. Al descomponer así las proteínas, los sabores del adobo pueden penetrar más fácilmente en los alimentos y los cambios estructurales hacen que éstos queden más tiernos. Sin embargo, no conviene añadir demasiado ácido al adobo, a menos que el objetivo sea realmente escabechar o “cocinar” el alimento que se está adobando. Los zumos de cítricos, los vinagres, el vino, el yogur, el suero de leche y el zumo de piña son buenos ejemplos de ácidos que se pueden añadir al adobo.

  Receta de Civet de venado

Aunque no es necesario que el adobo tenga grasa, incluir grasa ayuda a transportar y transferir los sabores. También ayuda a mantener el alimento húmedo y lo protege un poco de los efectos del ácido directo. Por lo general, una buena proporción de grasa y ácido en un adobo es de 2:1 (dos partes de grasa por una de ácido).

El mejor vino blanco para marinar pollo

Este adobo de limón y vino blanco, refrescante y crujiente, funciona bien con pescado o pollo; también se puede utilizar con cerdo. Tiene sabores clásicos que combinan con distintos tipos de cocina, como la italiana, la griega y la francesa. Esta receta rinde suficiente adobo para cuatro pechugas de pollo.

Al sumergir la carne en un adobo antes de cocinarla, se añade sabor a los alimentos y se consigue que estén más tiernos. Los adobos incluyen componentes ácidos, como el vino y el zumo de limón de esta receta. El ácido empieza a romper la superficie de la carne, permitiendo que los líquidos y los condimentos penetren en ella. También rellena las células de la carne para que quede más jugosa al asarla o cocinarla.

  Receta de Pechugas al ron y mostaza

Es aconsejable utilizar un adobo cuando se cocina a la parrilla, ya que el calor elevado no sólo puede resecar la carne, sino que puede crear sustancias nocivas en su superficie. Un adobo ácido ayuda a evitar que éstas se formen.

Para marinar, coloque la carne y el adobo en un recipiente no reactivo (de plástico o cristal) y sumérjala en el adobo. También puede utilizar una bolsa de plástico con cierre que contenga la carne y el adobo. No utilice papel de aluminio, recipientes metálicos ni cerámica vidriada, ya que estos materiales podrían interactuar con el ácido del adobo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad