Receta de Ragú de cordero

Receta de Ragú de cordero

Paletilla de cordero a fuego lento

En un molinillo de especias, moler los granos de pimienta, las semillas de cilantro y de hinojo y la sal. Colocar el cuello de cordero en una bandeja de horno con borde y frotar la mezcla de sal por todas partes. Cúbralo bien con film transparente y deje curar la carne de 24 a 48 horas en el frigorífico. Sacar la carne, enjuagarla y secarla con toallas de papel para eliminar toda la humedad posible.

Calentar aceite de oliva en una olla grande a fuego medio-alto. Cuando el aceite comience a brillar, añadir el cordero en una sola capa. Saltear el cordero por cada lado hasta que se forme una costra dorada, de 2 a 3 minutos por lado. Pasar el cordero a un plato y reservar.

Reducir el fuego a medio y saltear las zanahorias, el apio, el hinojo y las cebollas en la grasa restante, hasta que estén tiernos 8 10 minutos. Raspar los trozos dorados del fondo de la sartén. Añada la pasta de tomate y mezcle hasta que todas las verduras estén bien cubiertas.

Vierta los tomates enlatados. Si utiliza tomates enteros, apriételos con las manos para deshacerlos antes de añadirlos. Añada la hoja de laurel, el tomillo, la mitad del orégano y 1/2 taza de agua; remueva hasta que se incorporen. Vuelva a añadir el cordero asado a la sartén, incluidos los jugos que se hayan acumulado. Bajar el fuego y tapar; cocer a fuego lento hasta que la carne esté tierna y se desprenda del hueso, unas 4 horas.

  Receta de Carrilleras de cerdo en salsa de curry

Receta de boloñesa blanca

El ragú es una salsa italiana para pasta compuesta de carne picada, verduras y tomates. El proceso de cocción del ragú suele ser un poco largo, similar al de un estofado, lo que permite que la carne y las verduras se cuezan en la salsa y se impregnen de sus fantásticos sabores.

Esta receta de ragú de cordero (Ragu di Angello) es ideal para los fines de semana o las tardes en que se dispone de un poco más de tiempo en la cocina. Se tarda un par de horas en hacerla, pero cada minuto merece la pena. Se trata de una excelente mezcla de cordero tierno, queso italiano aromático y pasta deliciosa que se unen para crear un plato reconfortante de calidad de restaurante que sienta como un capricho y tiene un sabor increíble. Si sus días suelen ser demasiado ajetreados, puede probar esta receta con una olla de cocción lenta, si dispone de una. Simplemente cuece el cordero con el caldo y los tomates en conserva a fuego lento durante 6 horas y cuece la pasta cuando estés listo para servir.

El estilo plano de los pappardelle da a este plato un toque sofisticado, por lo que es fácil crear recetas de calidad de restaurante en casa. También puede optar por tagliatelle o tortiglioni, ya que ambos son tipos de pasta gruesa que combinan a la perfección con la panceta fina y los trozos de cordero. También puede utilizar ñoquis si lo prefiere o convertir este sustancioso ragú en una deliciosa lasaña.

  Receta de Lomo de cerdo con uvas y ajonjoli

Sip and feast ragú de cordero

El ragú de cordero es la comida reconfortante por excelencia. Cuando pienso en las Nonnas italianas, esto es lo que me imagino. Esta versión está hecha con pasta Fusilli al Ferretto, pero puede hacerla con la pasta que prefiera. Esta forma de fusilli funciona tan bien con este ragú de cordero que se envuelve por dentro y por fuera, resultando en una delicia pura en cada bocado. Haz una tanda grande y congélala, duplica o triplica esta receta, merece la pena y no supone mucho más esfuerzo. Sin embargo, necesitarás una olla grande para grandes cantidades. También puedes hacerlo en el horno a fuego muy muy lento, removiéndolo cada 15 minutos más o menos. Yo prefiero el horno ya que lo dejas y te olvidas, además los sabores parecen intensificarse. Disfruta de este ragú de cordero con fusilli o con tu pasta favorita.

Ragú rápido de nigella

Se ha enviado un correo electrónico de restablecimiento de contraseña a la dirección de correo electrónico registrada en tu cuenta, pero puede tardar varios minutos en aparecer en tu bandeja de entrada. Por favor, espere al menos 10 minutos antes de volver a intentar restablecerla.

Aunque a menudo se considera un plato básico de la cocina británica clásica, el cordero tiene una rica historia en Italia. Los corderos, o agnelli, aparecen habitualmente en la iconografía cristiana y se comen tradicionalmente en Pasqua (la primera de las dos celebraciones de Pascua en Italia). Además, las regiones rocosas y montañosas de Italia, como Basilicata y Abruzos, han sido durante generaciones criaderos habituales de corderos.

  Receta de Chuletas ahumadas a la mexicana

Dos ejemplos destacados son los paccheri y los conchiglioni. Para nosotros, estas dos formas no reciben el reconocimiento que merecen. Los paccheri tienen una forma gruesa y tubular que combina con las salsas más ricas. Los conchiglioni tienen una forma cóncava que se asemeja mucho a una concha, y se pueden rellenar hasta el borde con la salsa que elija.

¿Quiere probar algo nuevo? Si es así, ¡nuestra lasaña de cordero satisfará el apetito más voraz! Este plato rinde homenaje a nuestro fundador, Alessandro, que solía disfrutar de la lasaña de cordero mientras crecía en Génova. Cada capa contiene una abundancia de ricos sabores: sin duda, un plato para compartir…