Cómo arreglar una comida salada

Cómo arreglar una comida salada

Cómo arreglar la comida demasiado salada Consejo para el martes

Tamara Gane es una escritora especializada en viajes, gastronomía y estilo de vida cuyo trabajo ha aparecido en más de 30 publicaciones destacadas, como Travel and Leisure, TripSavvy, The Washington Post, The Independent, NPR, Taste of Home y Wine Enthusiast, entre otras.

No hay nada como una olla de sopa casera, especialmente en un día frío. No sólo es deliciosa, sino que si haces una gran cantidad, puedes congelarla y guardarla para hacer comidas fáciles más adelante. Suena perfecto, ¿verdad? Lo es, hasta que la pruebas y descubres que has añadido demasiada sal a la olla, lo que la hace incomestible. Pero no tires la sopa todavía. Es fácil arreglar una sopa demasiado salada. Para averiguarlo, hemos preguntado a los expertos que elaboran deliciosas sopas y otros productos en Fischer & Wieser de Fredericksburg, Texas.

La forma más fácil de evitar salar demasiado la sopa es probarla sobre la marcha. Añada sal en pequeños incrementos. Recuerde que siempre puede añadir más si no es suficiente. Ashley Seelig, Directora de Control de Calidad y Desarrollo de Productos de Fischer & Wieser, dice que también hay que tener cuidado con los ingredientes engañosos. “Los caldos y las sopas condensadas tienen fama de ser salados”, dice. También advierte de que muchas mezclas de especias contienen sal añadida. Asegúrate de leer las etiquetas de los ingredientes. También puede que tengas que evitar añadir sal si cocinas con carnes llenas de sodio, como jamón o beicon.

  Recetas de otoño

Comida ácida

PUBLICIDADEN COLABORACIÓN CONconsejos de cocina6 maneras de arreglar la comida demasiado saladapor Jennifer Pallian1 de octubre de 2022Icono de Pinterest La sal puede ser tu mejor amiga en la cocina. Resalta y realza los sabores, haciendo que un plato pase de monótono a vibrante con solo una pizca. Pero, ¿qué hacer cuando, tras haber cuidado y sazonado un plato, te das cuenta de que le has echado demasiada sal? El pánico es real.PUBLICIDAD

Empecemos por lo más obvio: haz más. Si tienes suficientes ingredientes, duplica la receta o haz más por la mitad, luego mézclalo con el lote salado poco a poco hasta que hayas alcanzado el sabor deseado.

Añade arroz, cebada, quinoa, pasta o cuscús cocidos (sin sal). Estos ingredientes sedientos de sal absorberán bastante de la salsa. Dependiendo del plato, cuécelo a fuego lento u hornéalo con un chorrito de líquido para fundir los sabores y permitir que los granos absorban el exceso de sal. Si se trata de una sopa, un curry u otro plato salseado, puedes añadir trozos grandes de patata para que absorban el exceso de sal, y desecharlos una vez tiernos.

Cómo arreglar una comida demasiado salada

Es innegable que los condimentos pueden realzar el sabor de los alimentos; de hecho, es asombrosa la diferencia que puede marcar una pizca de sal y una buena molienda de pimienta. Pero, ¿qué ocurre si accidentalmente añades demasiada sal a tu sopa, guiso, curry o estofado? No se preocupe, tenemos algunas formas sencillas de reducir el punto de sal y salvar su plato.

  Las mejores recetas terroríficas para Halloween

El primer método consiste en añadir trozos de patata cruda troceada al plato. La patata actúa como una esponja salina y absorbe el exceso de sal. El almidón de la patata también ayuda a diluir el sabor salado. Retira la patata después de 10-15 minutos y deséchala. ¿No tiene patatas a mano? Puede hacer una simple masa de harina y agua, formar bolas y echar 3-4 en el plato. Deje cocer 10 minutos y retire la masa antes de servir.

La dilución es otro método que funciona especialmente bien con sopas o caldos. Basta con añadir un poco más de agua o líquido para diluir el sabor salado. Si el agua no es suficiente, recurra a los sabores ácidos para equilibrar el plato. El zumo de limón o lima o el vinagre son ácidos y atenuarán el sabor salado. Añadir un componente cremoso o graso, como yogur, nata agria o mantequilla (sin sal), también ayudará a reducir el sabor excesivamente salado del plato.

Cómo hacer que las cosas sepan menos saladas

Con las fiestas a la vuelta de la esquina, los percances culinarios son inevitables. Sin embargo, muchos alimentos demasiado salados pueden salvarse de un desastre seco. Sigue leyendo para conocer los consejos y trucos de chefs que han encontrado la manera de salvar sus errores salados.

Si has salado demasiado un filete o un pollo que has metido en una sartén o colocado en una parrilla, puedes retirarlo del fuego y darle un baño limpiador de sal, por así decirlo, dice Raymond Southern, chef propietario de Kingfish at West Sound, en la isla de Orcas, en Washington. Enjuague la carne con agua caliente, “vuelva a asarla o dórela rápidamente, déjela reposar y sírvala”, dice Southern.

  Qué es cremor tártaro y para qué sirve

Pero si no lo consigues, puedes salvar la carne cortándola en rodajas y mezclándola con una ensalada resistente, sugiere el chef de Massachusetts Jim Booth. Utilizar lechuga, col o lechuga romana ayudará a la ensalada a soportar el peso de la carne, dice, mientras que añadir un queso suave como la mozzarella a la mezcla equilibrará la ensalada.

Si te das cuenta de que has salado demasiado las verduras que has salteado con mantequilla o aceite, hazlas puré para sacarlas del borde del desastre salado. Mike Friedman, chef de The Red Hen y All Purpose en Washington, D.C., afirma: “Las verduras demasiado saladas pueden tener una nueva vida como puré que se puede incorporar a pastas o rellenar raviolis, o como base para una buena salsa”.