Receta de Papas aliñás

Receta de frittata española

Durante el verano visitamos la ciudad de Cádiz, en Andalucía. Como teníamos que cruzar casi toda España, nos detuvimos en Toledo, la antigua capital española, de camino hacia allí. Disfrutamos enormemente de ambos lugares, y de la comida. Esta es sólo una de las recetas que he preparado para vosotros de nuestro viaje……..

Para quien no lo sepa, Cádiz es una de las ciudades más antiguas de Europa occidental y fue fundada por los fenicios hace más de 3.000 años. La ciudad es casi una isla, con una estrecha franja de tierra o el nuevo y espectacular puente colgante como únicas vías de acceso.

Cádiz fue el centro de muchos acontecimientos trascendentales. Cristóbal Colón zarpó de la ciudad en un par de de sus viajes al Nuevo Mundo y, como puerto base de la flota española del tesoro, la ciudad fue contemplada con ojos envidiosos. Como consecuencia, durante el siglo XVI sufrió numerosas incursiones de los corsarios berberiscos, y el casco antiguo fue en gran parte arrasado en 1569. Incluso Francis Drake atacó en 1587, capturando seis barcos y destruyendo otros treinta y uno. Y lo que es más importante para los británicos, retrasó un año la salida de la Armada española.

  Receta de Espinacas a mi gusto

Recetas españolas con cerdo

Las patatas son siempre un alimento muy útil y práctico para hacer cualquier receta. Por eso, hoy os traigo una receta muy típica de España, sobre todo del sur. Se trata de las tradicionales patatas aliñás, muy jugosas y frescas.

Esta receta es muy sencilla de hacer y sirve como entrante o como tapa para cualquier reunión informal o bar. Además, como las patatas están cocidas puede durar algún tiempo, y si aún te sobra puedes hacer un poco de puré.

En primer lugar, lavaremos muy bien las patatas bajo el grifo para quitarles la tierra. Las pondremos en una olla Express cubiertas de agua y la llevaremos a ebullición durante 25 minutos justo cuando salga el vapor por la válvula.

Una vez esté todo preparado, juntaremos todos los ingredientes en un bol y lo aliñaremos con el aceite, la sal y el vinagre. La textura debe ser suave y que el aceite bañe las patatas pero no en exceso.

Papas aliñás

Ingredientes: 600 gramos de patatas medianas, 2 cebolletas (o cebolla en su defecto), perejil fresco picado, 100 ml de aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas soperas de vinagre de Jerez, sal gorda, 1 huevo duro, 1 lata de atún en aceite o melva canutera, abundante agua para cocer las patatas.

  Receta de Timbal de calabacín y tomate

Preparación: hervir las patatas en abundante agua con sal. Normalmente estarán en unos 25 minutos, pero depende del tamaño de las mismas. Si al pinchar con una ésta se atraviesa con facilidad, es que está en su punto. Separamos las patatas del fuego cuando estén hechas y las dejamos en esa agua durante media hora. Las escurrimos y reservamos.

Cuando las patatas estén templadas, las pelamos, las cortamos en rodajas y las pasamos a un recipiente de cerámica o barro, pero no metálico. Añadimos el cebollino y el perejil picados. Si queremos podemos añadir huevo duro en rodajas y canutera de atún, o atún en aceite de buena calidad (o el mejor posible).

Ensaladilla rusa con atún

He tomado una decisión difícil, hoy es mi último post. Es una decisión muy meditada y nada fácil. Han sido unos meses llenos de buenos momentos, estando aquí presentando lo que se cuece en mi cocina, y sabiendo que estáis ahí cada día.

Pero todo es un ciclo, y creo que el mío de momento, en este maravilloso blog, tiene que hacer una pausa. No es fácil conciliar trabajo, vida familiar, problemas, etc e intentar que no se note cuando escribes una receta. Este blog es seguido por más de 13.000 personas, y ha alcanzado un nivel muy alto. Y yo necesito otro tipo de ritmo.

  Receta de Lasaña de plátano y carne

Seguiré aquí, seguiré leyéndoos, y seguiré haciendo las recetas para mis maravillosas compañeras, Irene y Mayra, y para los que vengan después. Espero que estéis ahí apoyándolas. Y espero algún día volver a estar aquí con vosotros. Desde aquí he aprendido mucho. Así que no es un hasta siempre, es un hasta luego.

Se acerca el buen tiempo, y con él ya apetece comer cosas ligeras, fresquitas, y aprovechar que ahora son las tardes más largas, bien preparadas de antemano para disfrutar más del aire libre.